Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 15 noviembre 2017

SILOGISMOS Y CONTRADICCIONES (Por D. Guijarro)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | D. Guijarro 0 Comentarios

[Img #248651]

 

Las comparaciones son odiosas. Así nos lo ha enseñado el refranero popular y comprobado para nuestra desgracia en muchas ocasiones, sobre todo cuando salimos perdiendo en esas comparaciones. Sin embargo, hay ocasiones en las que establecer paralelismos es inevitable.

 

Esta semana escuché una frase que me llamó la atención en referencia a los casos de corrupción en los que está implicado el PP, o por ser más precisos, personas del Partido Popular. Lo que decía literalmente era que los casos de corrupción eran del siglo pasado. Resultó, para mi sorpresa, que el autor de la frase no fue otro que el presidente del Gobierno.

 

Entonces en mi mente formé un silogismo ante esta justificación. Pensé que dentro de unos meses cuando Hacienda me reclame en la declaración de la renta el pago de los impuestos podría argumentar que no tiene tanta importancia porque son del año pasado. No sé si con lo jerarquizado que está el PP el señor Montoro se atrevería a contradecir a su jefe.

 

De una forma parecida me pongo a pensar en la intención de Puigdemont de volver a presentarse en las elecciones del 21-D. Una persona con causas abiertas, con orden de detención y huido de España para no enfrentarse a la justicia y que pueda volver a presentarse. Desde mi punto de vista es como si a una persona que provoca un accidente con un coche por ir conduciendo borracho se le dejara conducir un camión y bajo los efectos de la droga.

 

Sorprende las declaraciones en las que asegura que había más alternativas que la declaración unilateral de independencia. Eso no es una contradicción, es una obviedad. Siempre hubo alternativas, incluso en el último día cuando había dado la palabra a algunos mediadores de que convocaría elecciones pero al final la presión del independentismo se impuso. También los conductores borrachos tienen alternativas. La más sencilla es dejar el coche y volver a casa en taxi.

 

Lo que sí que parece una contradicción es el cambio de discurso de las dos partes desde que se anunciaron las elecciones en Cataluña. Unos que dicen que la DUI no fue real sino simbólica, otros que aseguraban que la República era inminente y ahora no la ven posible ni en las próximas legislaturas. Otros que pasan de buscar un encaje de Cataluña con España a acercarse a retirar competencias a las CCAA. Da la impresión de que todas las partes en lugar de pensar en una solución están demasiado ocupados con el ábaco haciendo cuentas electorales.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress