Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 18 noviembre 2017
Opinión

ADIÓS PERIODISMO. Por C.Moral

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | C.Moral 1 Comentario

Sorprende que a estas alturas del partido, algunos todavía se pregunten por qué el árbitro pita un penalti y obvia el del equipo contrario. La manipulación informativa existe desde que existe el periodismo. No lo digo yo, sino la propia historia. El periodismo hoy ha dejado de ser una misión para convertirse en un trabajo más, mal remunerado y con ausencia de los valores, quizás idílicos, que se enseñan en las facultades. El dinero manda aquí también porque el dinero esclaviza a las empresas, a las personas y, en definitiva, al mundo.

[Img #250783]

 

Antes y durante la crisis económica, los medios de comunicación fueron carne de cañón para los grupos de poder económicos y políticos. Fieles servidores a los pies de unos crueles amos que les lanzaban migajas de pan duro. La situación no ha variado demasiado desde que los medios se empeñan en hablar del final de la crisis. La dependencia es total. Los gobernantes celebran que haya menos desempleo y más capacidad de gasto y obvian que el empleo que se crea es de peor calidad. En el ámbito periodístico y en muchos otros, profesionales con larga trayectoria se ven abocados a revivir condiciones de becario.

 


En este contexto, no importa si los titulares ocupan dos o cinco líneas o si solo se ofrece una versión de los hechos. Los periodistas son más publicistas que otra cosa y las empresas no quieren periodistas con ansia de verdad, sino con prisa por publicar antes que el otro. Manda lo espectacular sobre lo honrado. Decía Kapuscinski que si el periodista no es consciente de que esta profesión tiene una parte de misión, y que no es como cualquier otra, los cimientos del periodismo se conmueven. Y así es. 

 


Manda el espectáculo, la inmediatez, el impacto en el espectador. La prensa impresa y la digital, en su afán por competir con la espectacularidad de la televisión, ha cambiado su modo de hacer para buscar el impacto en el lector. Y la sociedad ya ha asumido su rol, el de consumir la información de este modo, sin contrastar su veracidad. Hace tiempo que la información dejó de ser veraz e instrumento de lucha política y social para convertirse en mero espectáculo para las masas. La razón está muy clara, y es que cuanto más espectacular es una información, más dinero se puede obtener con ella. El idealismo se tornó en negocio. 

 


La misión del periodista ya no es contrastar una noticia, sino hacerla comercial y atractiva. Los plumillas se forman en prácticas aprendiendo eso porque la creatividad y la libertad se esfumaron hace demasiado tiempo. Y mientras, las empresas periodísticas permanecen ajenas a la enorme responsabilidad social que constituye el periodismo. 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Victor
Fecha: Lunes, 20 noviembre 2017 a las 10:26
Como lector te digo, que por lo menos tu, en el medio que escribes, tienes libertad para expresar tus pensamientos.

eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress