Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 26 noviembre 2017
acto

Los Padres Franciscanos, 75 años de caridad y servicio a la comunidad en Quintanar

Marcar como favorita Enviar por email
Toledo | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

El Centro Cívico “Príncipe de Asturias” ha acogido el acto de apertura de los 75 años de presencia Franciscana TOR en Quintanar de la Orden desde que llegaran en el año 1942 tras la Guerra Civil en unos tiempos difíciles y en los que su presencia fue necesaria.

[Img #250216]

 

En el acto han estado presentes el alcalde, Juan Carlos Navalón; concejales de la Corporación Municipal; el superior de la Comunidad de los Franciscanos de Quintanar, el Padre Manuel Sanchiz; el ministro provincial de los Padres Franciscanos, Jaime Puigserver; el delegado diocesano de la vida religiosa; autoridades civiles y religiosas; el director del Colegio Ntra. Sra. de los Dolores, Jesús Ángel Mota y profesorado; así como Hermandades, asociaciones y numerosos vecinos y vecinas de la localidad entre los que se encontraba el conocido abogado, Julián López-Brea que se encargó de hablar de la historia de los Padres Franciscanos en el municipio quintanareño.

 

El Padre Manuel Sanchiz que se encargaba de abrir el acto, dando la bienvenida a todos los asistentes, afirmaba que era un día de júbilo, “porque nuestra mirada al pasado nos lleva a dar agradecimiento a tantos hermanos que demostraron con su trabajo diario la semilla de este inmenso fruto que ahora disfrutamos”. Sanchíz aseguraba que ellos, con la ayuda de familias e instituciones quintanareñas hicieron los surcos y sembraron en el campo de la educación, de las celebraciones litúrgicas, de las actividades recreativas, de la atención a los enfermos, de la escucha en el confesionario, etc…. “Queremos dedicar todo este año para volver a llevar al corazón el mosaico del rico carisma franciscano: la paz, la sencillez, la cordialidad, la alabanza que 48 frailes de la TOR han tejido en este pueblo en la Historia de cada una de las familias”.

 

Tras las palabras del Padre Sanchiz, el director del colegio Ntra. Sra. de los Dolores, Jesús Ángel Mota, se encargó de dar lectura del Acta Fundacional del Convento de la Tercera Orden de los Padres Franciscano.
 

Un repaso por la historia de los Padres Franciscanos en Quintanar
Posteriormente, el quintanareño, Julián López-Brea, se encargó de contar a todos los presentes la Historia de estos 75 años de misión de los Padres Franciscanos en Quintanar.

 

López-Brea manifestaba que hablar de los Padres Franciscanos es hablar de un compromiso religioso y con los demás. “Es la Historia de una misión y recordar la presencia franciscana en Quintanar es hablar de una hermosa misión colectiva  que no es otra que extender el mensaje de Jesús, ponerse al servicio de los demás para alcanzar la plenitud humana”.

 

López-Brea agradecía que se hayan acordado de él para desarrollar esta labor y decía sentirse muy satisfecho porque los Franciscanos han demostrado un gran cariño a Quintanar y una capacidad de integración sin reserva y Quintanar ha sabido corresponderle adecuadamente.

 

A través de sus palabras y de varias imágenes, López-Brea, ha recordado el paso de los franciscanos por Quintanar, su llegada al convento, la apertura del Colegio, y otros muchos momentos con los que  se han podido identificar muchos de los asistentes.

 

Hablaba de la primera presencia franciscana en Quintanar, los conocidos como Hermanos Menores que fue cuando comenzó la historia del Convento y el inicio de su misión centralizada en la educación. Después vendría la construcción del convento continuando con la misión educativa y también pastoral.

 

Los difíciles años de la República para la enseñanza, el estallido de la Guerra Civil y la posterior posguerra dieron lugar a que los franciscanos no pudieran hacerse cargo del convento ni atender su labor y fue entonces cuando en 1942, en  un Quintanar lleno de privaciones y pobrezas llegó la TOR de San Francisco. “Aquí empieza nuestra historia cuya raíz más profunda está en el Padre Antonio Ripoll”, decía Julián.

 

En este punto, López-Brea continuó desgranando la historia de los franciscanos centrándose en tres apartados: la liturgia, culto y pastoral, la educación y las asociaciones religiosas.

 

Entrañables palabras del alcalde
Tras la intervención de Julián López-Brea tomó la palabra el alcalde, Juan Carlos Navalón, que dijo ser un honor participar en esta conmemoración. Por un lado, por ser el representante del municipio al que tanto ha aportado la convivencia con esta Orden religiosa; y por otro lado, por ser antiguo alumno de la institución educativa que durante genraciones ha instruido e inculcado valores a los jóvenes de la localidad.

 

“En tiempos revueltos, como los que nos ocupan, conviene recordar que conviven con nosotros unos religiosos humildes, grandes humanistas, grandes personas que con su ejemplo de austeridad, y una vida espiritual volcada en los demás han dado ejemplo de sacrificio y amor por Dios”

 

El primer edil quintanareño dejaba constancia de que Quintanar siempre ha querido a los Franciscanos “y es que, decía, el convento de los Padres Franciscanos tiene algo singular, algo que se adivina en la silueta de su campanario, la cual anuncia que en su interior albergan buenos sentimientos y deseos de reconciliación del mundo material con Dios”.

 

Navalón daba las gracias a los Padres Franciscanos por su presencia en la localidad. “Estamos orgullosos de que viváis entre nosotros y de que participéis de la vida local”.

 

El delegado diocesano de la vida religiosa, también intervino para agradecer la invitación a este acto de  homenaje a la Orden, a las personas que han servido a la Iglesia y a Quintanar durante todos estos años. 

 

Destacaba la forma afectuosa, cordial y comunicativa con la que los Franciscanos se insertan en la Iglesia Diocesana.  “Formáis parte esencial de la Iglesia y sin vosotros no sería la Iglesia de Jesús porque la Iglesia no puede prescindir de la vida consagrada que no sería tal sin vosotros y sin el resto de comunidades religiosas”.
“La Iglesia Diocesana se siente enriquecida, construida y completada no sólo por lo que hacéis sino, sobre todo, por lo sois”.

 

Por último, y para cerrar el acto, dirigió unas palabras a los asistentes el ministro provincial de los Padres Franciscanos Jaime Puigserver quien recordaba que en la primera mitad del siglo pasado la comunidad fundó fraternidades en pueblos, ciudades, países y continentes contando con un buen número de sacerdotes jóvenes dispuestos a evangelizar.

 

“Nuestra presencia en Quintanar ha dejado un fecundo capítulo de vida pastoral y docente para la historia de nuestra provincia española y desde aquellos primeros religiosos hasta hoy, la vida franciscana no ha dejado de dar frutos de paz y bien en esta bendita tierra de La Mancha”.

 

Para concluir el día, desde el Centro Cívico se trasladaron hasta el Convento de los Padres Franciscanos donde se celebró una Eucaristía en la que también participó el Coro San Francisco. Tras la misa se ofreció un vino de honor a los asistentes.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress