Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 23 diciembre 2017

4 formas tontas de entrar en ASNEF

Marcar como favorita Enviar por email
LIFESTYLE 0 Comentarios

ASNEF es el registro de morosos que consultan todas las entidades de crédito y muchas empresas de servicios antes de conceder financiación o confiar en un cliente.

[Img #254832]

 

Dicho así, puedes pensar que no te afecta, pero lo cierto es que estando en ASNEF puede hacer que una compañía eléctrica, una aseguradora o una empresa de telefonía no te quieran entre sus clientes. “¡Hay muchas!” Dirás. Cierto, pero todas tienen reglas muy parecidas y el rechazo de una suele implicar que tampoco tendrás opciones con el resto. Así que, aunque ahora existen muchas empresas que conceden préstamos estando en este registro de morosos, no minimices la importancia de aparecer en él.

 

El segundo error que puedes cometer es pensar que nunca vas a entrar en ASNEF porque eres absolutamente solvente. ASNEF no tiene nada que ver con la solvencia, sino con la morosidad. Es decir que, si no pagas una factura, aunque seas la persona más rica del mundo, puedes entrar en ASNEF.

 

Aquí te presentamos 4 formas tontas de que te inscriban en ASNEF:

 

1. No pagar la última factura “porque total no me van a volver a ver el pelo”

Esta práctica es más común de lo que pensamos. La mayoría de los consumidores no cambian de compañía nunca, y cuando lo hacen es porque por alguna razón está hasta el gorro de la empresa.

A algunos les entra una vena revanchista que les hace no querer pagar la última factura. ¡Qué aprendan! Pero lo cierto es que te ahorraras 40 o 60 € y te inscribirán en ASNEF, lo que sin lugar a dudas es un mal negocio para ti.

 

2. No pagar una factura por no estar conforme con ella

En el fondo es muy parecida a la anterior, ya que se debe al despecho de un cliente que se siente maltratado.

En esta ocasión lo más recomendable es acudir a un asesor sobre consumo que pueda ayudarnos a tomar el camino correcto. Quizá tu seguro tenga un servicio legal que nunca has usado y éste sea un buen momento para ello, o quizá puedas consultar en una asociación de consumidores. Lo que está claro es que no puedes ponerte el mundo montera y solucionar las cosas a tu manera, porque en el largo plazo saldrás perjudicado. Y no, no puedes dejar de pagar la factura, aunque hayas puesto una reclamación, a no ser que eso sea lo que te ha recomendado tu representante legal, en cuyo caso debería tener motivos para justificar esa decisión.

 

3. Olvidar el pago debido a una mudanza

Hoy en día es difícil olvidar el pago porque casi todo el mundo domicilia los recibos y con internet y los móviles, las empresas tienen suficientes formas para ponerse pesadas y que nunca nos olvidemos de ellas. No obstante, si te vas a mudar, haz un repaso de todos los servicios contratados y cancélalos.

 

4. Una multa que no te notifican o lo hacen mal

Esto es más común de lo que crees y hay poco que puedas hacer. Simplemente asegúrate de cambiar tus datos de residencia en el padrón municipal y tus documentos oficiales cuando te mudes… y reza porque todo funcione correctamente.

 

De forma esporádica van saliendo noticias de personas que se enteran de que están en ASNEF por no haber pagado una multa cuya notificación llegó a una dirección que no es la suya desde hace años o que nunca lo fue, sino que simplemente era parecida.

 

Si te ocurre, consulta con un abogado.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress