Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 3 enero 2018

¿El mundo al revés? (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

¿La liebre tras el galgo? La referencia a este dicho siempre se ha comentado al revés. Hoy también son muchos los galgos que siguen persiguiendo a las liebres en ese precioso deporte de la caza. Pero eso sucede en el campo. La primera vez que oí este dicho alterando el orden de los términos fue hace unos cuarenta años a un viejo tratante de ganado, hombre de interminables experiencias, huido de otros lugares y hechos, doctor en lances de todo tipo. Después también lo terminé escuchando a un curtido y recio agricultor de distinta trinchera. Ambos, espectadores y protagonistas ya de muchas promesas, fracasos y menos alegrías me lo decían, ecos mutuos, con sus voces graves, rajadas, vencidas: cómo ha cambiado la cosa; “antes iba el galgo tras la liebre y hoy va la liebre tras el galgo”. Ambos hacían referencia a la falta de autoridad que detectaban, a la ausencia de liderazgo que se atisbaba, de menos precio a esa autoridad tremenda, a veces inhumana que  años atrás el segundo impartía y el primero padecía. Ni tanto antes ni tan poco ahora repetían.

 

            Cuando hoy vemos opiniones que distintas personas y  estamentos, por conveniencias de dudosos intereses, establecen en algunos comportamientos con agentes del orden, profesores, padres, educadores, normas, creencias, contra todo aquello que supone aprender, mejorar, rectificar, esfuerzo en suma, la sensación es la de estar jugando en aras de una nebulosa de conceptos a un peligroso juego; alterar la naturaleza del galgo y liebre, de educador y educando, aceptar el disparate de “nacer enseñando y morir aprendiendo”.

 

            Jugar cada día que amanece a intentar burlar la lógica y el sentido común obliga urgentemente a impartir en todos los medios la asignatura de” educación de la ciudadanía” para después comprender mejor esta discutida y nueva asignatura de muy parecido nombre pero hija necesaria de ella. Pretender enseñar lo que no se ha aprendido, intentar que las cosas caigan para arriba es afanarse en un peligroso imposible. Es como querer que el mudo camine al revés.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress