Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 18 enero 2018

CARTA ABIERTA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE LOS ¨HEREJES¨ DEL PAVO (El hermano expedientado)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | El hermano expedientado 5 Comentarios

Debido a su repercusión e interés, reproducimos íntegra la carta remitida a este medio por uno de los jóvenes que durante la última Carrera del Pavo se disfrazaron de un paso de la Semana Santa y que ha dado lugar a numerosas críticas y apoyos en la ciudad.

[Img #258581]

 

Nunca creí que escribiría un texto de estas características, y me apena hacerlo, pero viendo el cariz que en los últimos días han tomado las cosas, y teniendo en cuenta la cantidad de infamias que se han vertido y se siguen vertiendo contra mí y contra mis compañeros a raíz de nuestro disfraz en la última Carrera del Pavo, me veo en la obligación moral de hacerlo. Y es que uno puede aguantar determinadas actitudes un día, pero no de forma reiterada y machacona.


Lo primero que me gustaría dejar claro es que lo que nosotros hicimos fue disfrazarnos, simple y llanamente. Se ha tachado a nuestro acto de “mofa”, “burla”, “parodia”, y algún otro calificativo más que me guardo. Nos disfrazamos de un paso de Semana Santa en un contexto lúdico, en una carrera popular donde  disfrazarse es la norma, y lo hicimos sin ningún ánimo de ofender, ningún ánimo de chanza, burla o escarnio, como queda de sobra demostrado en las numerosas imágenes y vídeos que se han podido ver estos días por las redes sociales y los medios digitales. Señores de la Junta directiva de San Juan Evangelista, ¿dónde ven ustedes la mofa? ¿Dónde ven una actitud reprobable de cara al prestigio u honor de la Hermandad? Estaría bien una respuesta en este sentido, dejando ambigüedades y conceptos abstractos. Si lo encuentran, háganmelo saber.


Otra cosa que me gustaría recalcar es que la Semana Santa, en cuanto a celebración y sentimiento, no es patrimonio de una hermandad, ni de todas las hermandades, ni siquiera de la Junta de Cofradías, sino que pertenece a todos los conquenses y a todo aquél que la sienta como propia. Adueñarse de sus símbolos para crear una polémica que no existe y azuzarla tras la máscara de la salvaguarda de su honor es precisamente lo que más daño puede hacer a algo que todos queremos. Quienes hemos participado de dicho disfraz lo hemos hecho porque somos “semanasanteros”, desfilamos en nuestras hermandades desde que tenemos uso de razón y participamos de su celebración de una manera cercana. Por ello, y porque es una de las cosas más representativas de nuestra ciudad, es por lo que decidimos dicho disfraz y por lo que, una vez en la carrera, en ningún momento faltamos el respeto de ningún modo.


Ustedes apelan a los estatutos de la Hermandad para justificar una decisión que ya de antemano está tomada. Ustedes, mucho antes de ponerse en contacto conmigo, han decidido filtrar a la prensa amenazas encubiertas de posibles medidas disciplinarias, desde una apertura de expediente hasta la expulsión de la Hermandad de la que he formado parte desde que mi abuelo me inscribió siendo un crío. Recibo una citación para “declarar” hace escasos dos días, como si de un reo se tratase, cuando las declaraciones por su parte ya han sido hechas públicas en todos los medios, ya han circulado por todos sitios y el juicio al que tanto yo como mis compañeros nos hemos visto sometidos ya se ha realizado. Se apoyan en unos estatutos, y es curioso que lo hagan en este caso, cuando de forma reiterada en el contexto procesional se ven año tras año actitudes muchísimo más reprobables y que dañan más a la imagen del San Juan que unos chavales disfrazados. En este apartado no hace falta extenderse, todos sabemos de lo que hablamos, ¿verdad? Esto me hace preguntarme qué sentido tiene  esta polémica, y qué intención tendrá llevar estas acusaciones a tal grado. Yo prefiero apoyarme y actuar acorde al sentido común, ese que me viene a la cabeza cuando recuerdo las caras de la gente que participaba en la carrera y que nos veía desde las aceras: las caras de la gente sonriendo, familias pasándoselo bien con algo que no tenía ninguna maldad. Porque en este caso, como en tantos otros, la maldad está en los ojos del que mira, y yo no la vi en aquella gente, a diferencia de ustedes.


Ahora me entero, de nuevo por la prensa (¿es esta la forma de actuar de una Hermandad “seria”?), de que se insta a la Junta de Cofradías a participar de este dislate y emitir un comunicado conjunto, promoviendo aún más la caza de brujas, honrando más aún la estulticia y el surrealismo, honrando más aún la imagen de la Hermandad y su madurez.


Para acabar, ni qué decir tiene que no voy a comparecer ante nadie, no voy a participar en todo este teatro pseudoinquisitorial; no va a juzgarme ningún sanedrín, no voy a dar ese gusto a nadie. Escribo esto porque espero que se zanje de una vez el tema, espero que no sigan saliendo cada tres o cuatro días noticias de este tipo que no hacen más que generar crispación y malestar tanto en mí como en el resto del grupo. También escribo estas líneas para dejar claro que nadie va a abrirme ningún expediente ni a expulsarme de ningún sitio, pues soy yo el que he decidido darme voluntariamente de baja de la Hermandad de San Juan Evangelista. Llegados a este punto, y siendo consecuente con lo que se piensa, hay determinados lugares en los que uno prefiere no estar (quede claro que me estoy refiriendo a los dirigentes, no al conjunto de los hermanos, que me merecen el mayor de los respetos), determinadas actuaciones que uno no puede ni debe consentir. Ni yo ni mis compañeros nos arrepentimos de nada, pues no hay nada de lo que arrepentirse, excepto de pensar, con cierta ingenuidad, que hacíamos algo bonito y festivo. 


En unos días recibiréis mi baja mediante correo certificado, a tiempo, y no con una triste carta dejada en un buzón. Tras esto, no estaría de más una pequeña reflexión: La fe es algo que debe servir para construir y para unir, no para dividir y enfrentar.


Sin más, me despido de ustedes. 
Un cordial saludo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
Soundwork
Fecha: Viernes, 19 enero 2018 a las 10:41
Es increible, por aquí flora lo mas rancio de esta ciudad medieval.Igual los que tienen que dimitir son esos 13 por tomar una decisión tan caduca y retrógrada. Todo mi apoyo y ánimo, con jovenes así Cuenca todavía tiene futuro. No estás solo.
Nuria
Fecha: Viernes, 19 enero 2018 a las 07:39
Que tristeza ver que Cuenca no cambia. Las personas de siempre con las tonterías de siempre... Por qué no invertir más tiempo en promocionar la Semana Santa en lugar de jugar a castigar a los hermanos por algo que sólo ellos ven? La Semana Santa va de domingo a domingo, hay muchas hermandades y sobre todo, muchos hermanos; cuándo van a dejar de creerse el «ombligo semanasantero»? Que tristeza, con la cantidad de cosas que hay por hacer en Cuenca
Sara
Fecha: Jueves, 18 enero 2018 a las 22:04
Desde que era pequeña he visto mil veces a mis hermanos de cofradia representar pasos de la semana santa conquese, como han echo estos chicos. Me parece vergonzoso que se le abra un expediente a alguien cuando lo único que hace es demostrar su pasión por la Semana Santa, por mostrar que esta no son unos días al año y que ellos realmente sienten pasión y no como otros que aún siendo no creyentes se atreven a formar parte de una hermandad o incluso salir en sus filas o formar parte de los enseres subastados. A estos es a quien se debería expedientar, ¿No creeis?
Conquense
Fecha: Jueves, 18 enero 2018 a las 21:26
No suelo meterme en esta clase de "berenjenales" pero desde luego tomar como mofa el hecho de que estos chicos decidan honrar a su hermandad, me parece ya demasiado surrealista y esperpéntico. Aquí en nuestra ciudad siempre pasa lo mismo, uno quiere ser creativo y original, y, como se escapa de los canones conservadores de las mentes de algunos ya hay que "echarlo para atrás". Ahora para alucinante el índole inquisitorio de la situación ¿Qué va a hacer la hermandad quemarles por brujos o herejes? [email protected] mios hace falta más sangre fresca y menos jamón rancio.
Beatriz
Fecha: Jueves, 18 enero 2018 a las 18:21
Pertenezco a dicha hermandad... Y sinceramente no sé donde ven la mofa. Dicen que cada uno interpreta las cosas como gusta, o le conviene... Si "la cúpula" (13 personas que hablan por miles de hermanos ) cree que es un insulto en lugar de una alabanza tal vez necesiten reflexionar en sus casas, y comenzar a predicar con la comprensión y el afán de ayudar, que tb se muestra en estos "actualizadísimos" estatutos a la que tanto se refieren. Y con esta actitud no van a conseguir más que perder hermanos... Una lástima. Conclusión refranera: " no hay palabra mal dicha sino mal interpretada". Án

eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress