Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 27 enero 2018

A vueltas con las pensiones (Por Julio Magdalena Calvo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Julio Magdalena 1 Comentario

 

Desde hace un tiempo ya casi inmemorial, se está hablando del futuro de las pensiones como tema recurrente, (con permiso del infinito proceso catalán, claro) en mentideros varios del patrio terruño, para que al final de cualquier disertación se vuelva al punto de partida sin encontrar tipo de solución alguna. Como si fuera una noria, vamos.

 

El problema real se halla en que la situación social, laboral y económica actual (y temo que la futura) no aguanta más un sistema de financiación que se ha quedado obsoleto, porque las fuentes en las que se basan ya no son válidas en la actualidad, al financiarse el sistema contributivo de la Seguridad Social principalmente a través de cotizaciones sociales, las cuales representan un 85% del total de los ingresos, proviniendo el 15%  restante de los presupuestos generales del Estado. Este último porcentaje va destinado a sufragar el gasto de las denominadas pensiones no contributivas y los complementos a mínimos.

 

De una lectura simple de lo expuesto se colige que los solución más lógica pasaría por un incremento de los ingresos por cotizaciones sociales, incrementando el número de personas que contribuyen al sistema o/y aumentando la cotización efectiva por trabajador, siendo ambas, a mi modo de ver, inviables por dos razones: la precariedad el empleo, que dificulta el sostenimiento del nivel estimado de las cotizaciones, y el  incremento de los costes laborales, que restaría competitividad a las empresas españolas si no conllevara al unísono un aumento en la productividad que lo compensara.

 

Lo que falla, según mi modesta opinión, es que se buscan soluciones para el problema de la financiación del sistema mejorando la coyuntura, cuando se debe abordar la estructura de la misma basada en la ratio de dos activos por cada pasivo, cuando la naturaleza de sus componentes numéricos, suponiendo que se mantenga dicha relación, ha variado sensiblemente: el valor de los activos disminuye al tiempo que aumenta el de los pasivos, debido por una parte a la merma de los salarios y, por ende, de las cotizaciones, y por otra, del incremento de las cuantías de las pensiones y del ampliación de la esperanza de vida.  

 

Por tanto, es obligado estudiar otras líneas de financiación que complementen las actuales y garanticen el presente y el futuro de las pensiones, ya sea incidiendo directamente en las clases de éstas, diferenciando la financiación de las generadas directa e indirectamente por los beneficiarios (las de jubilación e invalidez de las de viudedad, orfandad y favor de familiares), o utilizando transferencias directas del Estado, provenientes de la eliminación de desgravaciones y exenciones fiscales, incremento o creación de impuestos ad hoc u otras que se vayan poniendo encima de la mesa del “Pacto de Toledo”.

 

Porque lo que importa es proponer iniciativas que sirvan de debate para que las vueltas que se sigan dando sobre el mismo eje, vayan construyendo una creciente espiral y no giren permanentemente como una noria sin solución de continuidad. En el caso de que no encuentren una solución factible, siempre pueden aplicar la propuesta por Celia Villalobos que, con sesenta y ocho años, anima a que sigan su ejemplo y trabajen muchos más años, retrasando la edad de jubilación hasta que el cuerpo aguante. Siempre que su trabajo le proporcione unos pingües beneficios y le permita su jugar al Candy Crush mientras ejerce la presidencia de una sesión del Congreso, como es menester.

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Antonio Fernández Fernández
Fecha: Domingo, 28 enero 2018 a las 12:42
Ya era hora de que se le dijese a Luis de Guindo: Ministro de Economía, Industria y Competitividad, así, como a los alumnos "muy aventajados", «como en clase de "solfeo" ¡vamos!», en un artículo que rezuma de explicaciones reales, que no ficticias. En resumen, que si no se consigue un gran beneficio entre lo ganado y lo gastado, nos vamos a quedar desnudo y con el culo al aire, al no tener "lana", para pagar lo que se debe de pagar mensualmente.

eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress