Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 8 febrero 2018

Festividad de Santo Tomás de Aquino (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Vicente Langreo 0 Comentarios

En seminarios y en centros docentes españoles, tradicionalmente, se celebraba la fiesta, del “Patrono de las Escuelas Católicas.” el 7 de marzo; pero desde la reforma del santoral litúrgico del posconcilio se pasó al 28 de Enero, fecha de su nacimiento, Murió en 1274 y declarado santo el 1323. Conocido, venerado e invocado por sus obras  es llamado “el más santo entre los sabios y el más sabio de los santos. Merece recordar su obra en el tercer milenio, que difundida en el s. XX es como faro y obstáculo, pero siempre formando parte del horizonte cultural de la Iglesia  en su segundo milenio. Como un gigante apasionado por la verdad, por lo esencial y radical de si mismo y por la verdad última; tuvo la gracia de encontrarla y poderla comunicar para edificación de la iglesia. En él unifican, sin confundirse, las tres sabidurías; filosófica, teológica  y  mística Tomás de Aquino ejerció en la Iglesia dos servicios, la ejemplaridad de algunas virtudes heroicas y la protección  de  los fieles, es modelo sapiencial y protector de cuantos buscan la verdad, Doctor de la Iglesia y de la Humanidad.

 


Buscador de Dios desde su nacimiento y un apasionado por la verdad, optó por Dios y por ser santo. 1) Fue heredero de tres familias, la nobleza de los Aquino, la benedictina y la dominicana. Tuvo tres hermanos varones y cinco  hermanas Comenzó los estudios  en Montecasino para seguir en Nápoles, la primera universidad civil de Occidente y allí conoció a los dominicos  dedicados al estudio, a la predicación y viviendo en pobreza. Marchó a Paris y allí conoció a S  Alberto Magno que lo llevó al Estudio General de Colonia, terminó la Teología y ordenado sacerdote, conoció la ética  de Aristóteles y con penetración y claridad asimiló el carisma dominico centrada en la palabra de Dios: oída, contemplada, celebrada y anunciada 2) Maestro itinerante, leyó a los autores de su tiempo asumió el oficio de comentador de todos  y  respondiendo a la pregunta  ¿Quien es Dios? entregaba  manuscritas  sus lecciones a alumnos y copistas. Y quienes las  escuchaban no tenían dudas. Ante la polémica anti-mendicante descubre el valor del trabajo mental y de la prohibición de leer libros de los gentiles en esuelas cristianas, pasó a la obligación de conocerlas y dialogar. Su madurez sapiencial y fidelidad a la revelada y al magisterio, las compaginaba  con  sus viajes. La verdad es para él la adecuación entre el entendimiento y la realidad  En Roma escribió su obra más original Summa contra  Gentes  y De veritate contra errores  infidelium, El Papa Urbano VI  le encomendó escribir el Oficio del Corpus y  le animó a conseguir el título de maestro de Teología, realizando las practicas de :leer, predicar y disputar.

 


Del 1268- 1272 en la cátedra de Paris, como maestro, escritor, predicador y le asignan secretarios. Vuelve a Nápoles, predica al pueblo, trabaja en varias obras y escribe el Compendio de Teología para los muy ocupados; y el Papa le ordena que vaya al  Concilio de Lyón para tratar de la unión con los griegos. En diciembre del 1273 no va al Escritorio, ha tenido una visión: “Todo lo que escribió le pareció paja; y murió el 7 de Marzo del 1274. Escribió unos 10.000 folios. Fue como una luz que vino de lo alto, su sabiduría, y santidad con milagros donde está sepultado, no podían quedar ocultos. S Pio V lo proclamó Doctor de  la Iglesia, para Pablo VI Lumen Ecclesiae y Juan Pablo II  “Doctor de la Humanidad. El mundo ha progresado científicamente y ha caído  en aberraciones morales. La razón y la fe se deben  encontrar para  humanizar y salvar al hombre con la verdad, el amor y procurando el bien común. Somos de este mundo y para la eternidad, por el conocimiento y quehacer permanentes. El relativismo, la posverdad e indiferencia ante verdades últimas, deben ser superadas por la sabiduría, la esperanza y  el ejemplo de  los  santos. La Teología es más bíblica, dialogante con  la Filosofía y la ciencia; así fiel al Magisterio y amando al hombre, se glorifica a Dios.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress