Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 10 febrero 2018
fiestas

Cuenca celebra un carnaval que tiene más de un siglo de historia

Marcar como favorita Enviar por email
Cuenca | Rafael Torres 0 Comentarios

La ciudad de Cuenca se prepara para la celebración del Carnaval que se inicia con la llegada del Jueves Lardero y que culminará el martes siguiente (martes de carnaval) finalizado esté con el entierro de la sardina.

[Img #262278]

 

El Carnaval tiene su origen probable en las Bacanales y Saturnales, fiestas que se celebraban en Grecia y Roma. Las Bacanales era fiestas púbicas que se celebraban en honor del dios Baco, y con este pretexto los jóvenes patricios y las matronas de igual condición, se arrojaban en brazos de la embriaguez y de la lujuria, llegando a un punto elevado de la degradación y la inmoralidad durante esos días que duraban las fiestas. 


El Carnaval tal y como lo conocemos hoy en día,  dista mucho de aquella influencia que se movía en busca el libertinaje, la licencia, la orgía, impudencias y todo aquello que significase escamoteo del pudor y del honor. 
Hoy se considera un espectáculo público llevado a colegios y guarderías, muy lejos de aquella nota disonante, ahora se considera una necesidad del individuo porque uno se disfraza para liberar su espíritu. Realizando actividades de Carnaval en todas las ciudades españolas. 


En Cuenca según cuenta las crónicas de la prensa local del año 1900, en lo referente a las celebraciones de Carnaval, estas relatan que lo más interesante y atractivo para la sociedad conquense eran los bailes, la afluencia a ellos era muy considerable y necesaria. 


El baile de Carnaval, se realizaba con mascaras lo que permitía que aquellos jóvenes inseguros y tímidos, cortejaran con las chicas y estás a su vez, también con ellos.  Esta situación de acercamiento que provocaba el “baile de mascaras”, daba ocasión para hablar y acercarse al joven que veía pasear todos los días por la calle de Carretería sin atreverse a cruzar palabra intencionada con una declaración de amor. 


Estos bailes se celebraban en la Constancia y en el Casino de Cuenca, y según contaban las crónicas de sociedad de la época asistían a estos, las mujeres solteras de la ciudad  que buscan perder su estado original para convertirse en breve en señora de...


Al igual que ocurría con el caballero soltero que se dejaba caer en el baile por si encontraba a su media naranja, cuentan las memorias,  que existía otro tipo de caballero conquistador, que teniendo esposa e hijos en casa buscaba alguna dama que le hiciera olvidar su situación actual y recordar viejos tiempos de truhan. 


Con estos bailes los gentilhombres y las damas conquenses intentaban sacar el mayor partido posible a la careta y al disfraz. En estos bailoteos estaba socialmente permitido todo lo que el disfraz de Carnaval amparará. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress