Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 14 febrero 2018

IZQUIERDA FRANQUISTA (Por Rafa Montilla)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | Rafa Montilla 0 Comentarios

[Img #263022]

 

El franquismo no finalizó gracias a las acciones de ningún partido de izquierdas. Esto es un hecho. Fueron sus dirigentes quienes decidieron inmolarse en aras de una España nueva. Esto es otro hecho. También es real que el partido comunista, sintiéndose español, supo estar a la altura de las circunstancias. Pero el tiempo pasa y el olvido es el mayor enemigo de la cordura. En la actualidad, son los propios partidos de la izquierda española quienes se esfuerzan en resucitar y mantener vivo el Franquismo en las conciencias de la población. Habría pues, que preguntarse los motivos para tanto esfuerzo en romper la concordia nacional.


La novela de Larry Beinhart, Wag the Dog, se llevó al cine en 1997 y fue distribuida en nuestro país con el título “La Cortina de Humo”. Film interesante para comprender hasta donde pueden llegar los partidos políticos con el fin de ocultar sus problemas internos. El uso de la mentira para dirigir la opinión de la población parece no tener límites para las sombras del poder. El tema principal de la obra se centra en la creación ficticia de una guerra. Dirigida esta por un “solucionador” en la sombra y un productor de cine, su finalidad es desviar la atención del desliz sexual del presidente de los EEUU, a pocos días de las elecciones.


Salvando la distancia temática, puede afirmarse que los partidos de la izquierda española tienen su particular guerra ficticia que les sirve de cortina de humo. Desde mediados de los años ochenta, y coincidiendo siempre con escándalos políticos y financieros de la izquierda española, la supuesta lucha contra el franquismo hace su aparición. En los últimos meses, este “Guadiana Franquista” ha reaparecido en las machaconas declaraciones de la izquierda obsoleta que nos gobierna. El objetivo se hace evidente, ganar una guerra finalizada hace ochenta años y, de paso, seguir ganando dinero, aprovechándose del legítimo derecho para recuperar los cuerpos de los fallecidos en la contienda. Lo peor de todo, es que, esta recuperación no se haga con carácter universal, sino por partidismo interesado. 


Las causas reales para la reaparición franquista están claras. Pedro Sánchez, mantiene su multi-mega-estancamiento ideológico nacional. Las guerras internas, cerradas en falso, y su indecisión en cuestiones de defensa de la unidad española, le pasan factura. La otra guerra fría, la podemita, se encuentra en su particular noche de los cuchillos largos. Las cabezas de los golpistas erejonistas continúan cayendo bajo la guadaña de Pablo Iglesias. Al mismo tiempo, en la República Independiente del Al-Andalus Susanita, se enfrentan a las primeras sesiones del juicio por los ERE, que difícilmente son imputables al PP o a Ciudadanos. Caso que también afecta a Izquierda Unida y por extensión al propio PODEMOS.  En cuanto a los minoritarios seudo-partidos de la izquierda independentista, necesitan desviar la mirada ciudadana, para continuar con su objetivo secesionista.


 Por encima de estos problemas particulares, todos ellos sufren una continua bajada en intención de voto según las encuestas realizadas en los últimos meses. Con este panorama socio-político, el único pegamento factible para esta izquierda añeja, es el sempiterno franquismo socialista. Hijo de la II República y de su dictador adalid Francisco Franco, mas que les pese a los neo-socialistas que viven a cuerpo de rey con la herencia recibida. 


Las Guerras de la Rosa y de los Morados, producen estas bochornosas idioteces. Las Diferentes facciones existentes dentro del socialismo, mantienen su particular “Guerra Fría” por el control de unos partidos que vuelan hacia su desaparición, de continuar por esta senda oscura de enfrentamiento social y dictadura orweliana. Así, en las Islas Baleares, la Ley de Fosas, aprobada el año 2016, está a pleno rendimiento con suculentas subvenciones a fondo perdido. En la Comunidad Valenciana, para no ser menos, su anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, avanza con aires marciales de otros tiempos. Y como no puede existir dos sin tres, el gobierno de Castilla la Mancha, del sr Emiliano García-Page, PSOE, con los susurros del sr José Molina, de PODEMOS, han comenzado su particular andadura para la creación de la enésima ley de la VERGÜENZA HISTÓRICA.


Cabe la posibilidad de que ha consecuencia de estas afirmaciones, mi antigua ficha de comunista se haya limpiado o desaparecido o reconvertida, quien sabe... Desde hoy seré un facha franquista para la neo-izquierda. Me he atrevido a denunciar los absurdos y manipuladores comportamientos de la izquierda que en otros tiempos defendí con vehemencia, y hoy me resulta imposible reconocer. Seré sentenciado por quienes no conocieron el franquismo, ni lucharon contra él. Por quienes vivieron a cuerpo de rey gracias a la dictadura. Por aquellos que, hoy día, perviven envueltos en las banderas de un socialismo de diseño, que no sienten, porque carecen de ideología y no pertenecen a país alguno. Al mismo tiempo, estos mismos izquierdistas, promueven la destrucción de las libertades democráticas, en nombre de una época pasada y superada por las elecciones generales de 1978. Prefieren olvidar o ignorar, que la implantación de esta República-Monárquica en la que vivimos, fue aprobada por mayoría con el 90%, o casi, de los votos de TODO el pueblo español. 


Toda esta iniquidad histórica, ignora la verdad de nuestra historia, centrándose en el revanchismo cocinado a conveniencia de unos pocos. La mitad de las fosas no serán nunca buscadas, ni sus huéspedes ocuparán los Campos Santos, a los que tienen derecho. Las victimas del bando republicano que sean encontradas, por error o casualidad, serán nuevamente enterrados en lo más profundo del fango de la discordia, como ya ocurrió en diversos lugares hace unos pocos años. Estas víctimas, los muertos del bando nacional y aquellos miembros del PSOE y UGT, que con Julián Besteiro al frente, se opusieron a convertir España en una colonia de la URSS, desaparecerán para la historia de nuestro país. Lamentablemente, la desmemoria histórica en estos casos se hará patente para escarnio de todos. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress