Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 11 marzo 2018

SIN DERECHOS HUMANOS NO HAY PAZ (Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

El Papa  recordó  a los Diplomáticos ante la Santa Sede (8-I-2018) con motivo del primer centenario de la I Guerra Mundial, que ganar no significa  humillar al rival y que la paz se consolida, cuando las naciones reconocen  que la paz requiere igualdad,  independencia e integridad  Lo primero es afirmar la dignidad de la persona humana, desconocida y despreciada que ofende a la conciencia  de  la humanidad.´


1- Los Derechos Humanos hace 70 años que fueron proclamados, un hecho que significó la centralidad de la dignidad de la persona humana creada por Dios, y desde una perspectiva cristiana hay una relación entre el Evangelio, la declaración de la ONU y la Doctrina Social de la Iglesia, que llama al desarrollo integral. En cambio, una visión reduccionista de  la persona, abre el camino a propagar  la injusticia, de la desigualdad y de la corrupción. Pero a lo largo de los años y tras las agitaciones sociales del 1968, su interpretación ha dado paso  a una multiplicidad de nuevos derechos y no pocas veces contra ellos. Y esto no siempre ha contribuido a la promoción  de relaciones de amistad entre las naciones, sino que ha dado paso a una colonización ideológica de los fuertes   contra de los débiles. Así tras de 70 años todavía muchos derechos fundamentales son pisoteados  como: el derecho a la vida, a la libertad  y a la inviolabilidad  de la  persona humana. Defender la vida y la integridad física y la salud personal, significa también la salud de su  familia. Y el derecho a la vida implica  también el trabajar  por la paz


2- El desarme completo y el desarrollo integral están relacionados entre si. Buscar la paz implica combatir la injusticia, erradicar  la  violencia, y eliminar de forma no violenta, las  discordias que conducen a las guerras. La proliferación de armas agrava los conflictos. La promoción de la cultura de la paz para un desarrollo integral, requiere esfuerzos perseverantes hacia un desarme y reducción de las fuerzas  armadas en la gestión de los asuntos internacionales En la “Pacem in terris” de S,Juan  XXIII, “la justicia, la recta  razón y la dignidad de la persona  humana, exigen renunciar a la carrera de armamentos y la prohibición de las armas atómicas. La Santa Sede reitera que las diferencias entre los pueblos se resuelvan por medio  de negociaciones. Es necesario el diálogo en la península coreana. Es importante que los refugiados  acogidos por las naciones vecinas, puedan regresar, que árabes y judíos enfrentados por Jerusalén, acepten la resolución de la ONU; y  en Venezuela, en varias naciones africanas y en Ucrania,  hay que restaurar puentes  y restablecer cauces de dialogo  buscando la paz.


3- Los derechos de la familia, como elemento natural y fundamental de la sociedad, necesita ayuda y protección de la sociedad y del Estado; pero en Occidente la familia se considera como institución superada, hoy se prefieren vínculos frágiles y poco consistentes. El desinterés  por las familias trae dramáticas consecuencias, como la caída de la natalidad y aumento de las familias rotas, a causa de la pobreza y las guerras. Los emigrantes y refugiados lo son por las guerras y en busca de seguridad, vienen a Europa atraídos por su patrimonio y riqueza. En la Jornada por la Paz de este año, propuso el Papa cuatro palabras clave acoger, proteger, promover e integrar, y es importante la interacción con las comunidades religiosas, con su protección y mediación social y cultural  reforzando la protección.


4- Libertad  religiosa y de pensamiento, de conciencia se incluye un posible cambio religioso, pero a veces no se respeta y se convierte en extremismo o exclusión social a través del trabajo, por el bien común y no es posible, tomar formas esclavitud en los niños. Pero hay unos deberes hacia la comunidad, cuidar la tierra y animar en las personas y en las naciones;  su importancia como en las catedrales medievales son servicio y solidaridad intergeneracional

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress