Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 15 marzo 2018

El sábado a la manifestación (Francisco Page)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

El sábado diecisiete acudiré como tantos miles a una manifestación contra el recorte de las pensiones. No voy a explicarte cuáles son las razones puesto que han sido suficientemente difundidas por los medios de comunicación; tampoco te diré por qué he decidido salir a la calle a expresar mi disgusto. En realidad, sólo pretendo hacerte partícipe de lo que he decidido. No quiero convencerte para que me acompañes en este acto de justa reivindicación; tú sabrás lo que debes hacer.

 

Tiene guasa que a mis años deba luchar por mis derechos de la misma forma que en mi juventud. En este sentido, el gobierno actúa como sus antepasados cuando apoyaban la dictadura franquista; sería una obviedad decirte que en determinadas circunstancias la ideología también se hereda.

 

El sábado no pienso corear consignas, tampoco llevar banderas ni símbolos de ningún tipo, sólo quiero estar presente para dar testimonio de mi desacuerdo en silencio. Nadie se va a apropiar de mi presencia, nadie. Cuando la sinrazón va unida al egoísmo, es conveniente significarse, hacerse ver, estar presente en los lugares de confluencia con aquellos(as) que tienen tus mismos problemas. Callar no significa aceptar la realidad como algo inevitable, es sólo el momento previo a la furia desatada contra esta banda de sinvergüenzas que tanto nos han robado. Callar supone reflexionar, pero también implica rumiar el conflicto hasta hacerlo insoportable. En este caso el que calla denuncia, luego vendrá lo que tenga que venir.

 

Es posible que no estés de acuerdo con mis palabras, que tú quieras gritar y decirles aquello que te pase por las tripas, estás en tu derecho; pero, al menos, guárdate una pizca de ira para utilizarla cuando sea más productiva por ejemplo en las próximas elecciones; o quizás, a la hora de comprar en determinados sitios que los apoyan con su dinero negro; o a la hora de escucharlos en los mítines tanto al Mariano como al Alberto, las dos caras de la medalla del desprecio hacia los que hemos sacado a España de la miseria moral a la que estos nos van a devolver si no nos movemos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress