Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 15 abril 2018

SIN ARRIESGARNOS LA IGLESIA ENVEJECE (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Vicente Langreo 0 Comentarios

​A  propósito de  la reunión presinodal de los obispos sobre los jóvenes, que se celebrará en Octubre el 19 de marzo, en el Colegio  Maria Mater Ecclesiae, el Papa Francisco espera que salga de todos, sin vergüenza y con valentía, lo mejor que tenemos en el corazón. Estáis invitados y vuestra aportación es necesaria para la preparación del Sínodo sobre Los jóvenes y el discernimiento vocacional recordado ejemplos bíblicos de llamadas y respuestas. El Señor abre puertas en los momentos difíciles, valiéndose de quienes dicen la verdad sin vergüenza, pero no desvergonzadamente

 

1) Se habla a los jóvenes, que no interpelan ni se los tiene en cuenta. Existen sus
Historias y no a la juventud, es necesario escucharlos aunque a veces hablen con la bofetada. Hay que tomarlos en serio, están rodeados de  una cultura que los idolatra y luego no se les permite que sean protagonistas, En Europa hay muchos que no encentran trabajo ni medios para vivir. Y esto es un pecado social. La Iglesia no debe cerrar  la puerta y escuchar. El Evangelio nos exige un mensaje de proximidad: acogernos, amarnos en serio y caminar juntos, sin excluirnos, porque nos necesitamos para entender mejor lo que Dios y la historia nos están pidiendo.

 

2) El próximo Sínodo nos propone desarrollar las  condiciones para que los jóvenes sean acompañados con pasión y competencia en el discernimiento vocacional, que es “recocer y acoger la llamada al amor y a la vida en plenitud. Todos tenemos esta llamada .Vosotros en la fase  inicial  sois jóvenes. Esta es la certeza de fondo: Dios ama a cada uno y a cada uno dirige personalmente su llamada. Es un don y cuando se descubre, llena de alegría (Mt.13,44-46) Dios es fiel para los creyentes. Os dirige la pregunta que un día hizo Jesús a sus  discípulos  “¿Qué buscáis?” (Jn.l,38) También yo os pregunto.“Tú  ¿qué buscas en tu vida?”Dilo: nos hará bien escucharlo. Necesitamos. Escuchar  vuestro camino  en  la vida. Os invita a compartir la búsqueda de la vida con Él, a caminar juntos. Y nosotros deseamos hacer lo mismo, porque no podemos hacer otra cosa, que compartir  con ilusión la búsqueda de la verdadera  alegría;  no podemos tener solo para  nosotros, a Quien nos ha cambiado la vida. Jesús. Vuestros coetáneos y vuestros amigos, incluso sin saberlo, esperan también ellos  una llamada de salvación.

 

3) El próximo siglo llama a la Iglesia a descubrir  un nuevo dinamismo juvenil. A los jóvenes hay que ayudarles positivamente y subrayar los  peligros del alcohol, la droga y la sexualidad  vividos de modo consumista. Son dependencias que dañan a los jóvenes; y la Iglesia tiene  que hacerse presencia y cercanía, la piden a los católicos. En encuentros juveniles, algunos destacan que lo más importante ha sido la presencia de religiosos que nos escuchan, nos aman, nos conocen y aconsejan. El  Mensaje del Vaticano II a los jóvenes, estimula a buscar nuevos  caminos y a recorrerlos con audacia y confianza  en Jesús abriéndose al  Espíritu  Santo, para  que la Iglesia encuentre fuerza renovadora y ponerse al servicio  de  todos anunciando el  Evangelio.
​4) El corazón de la Iglesia es joven porque el Evangelio es  una savia vital que la regenera continuamente. En vosotros está el ser dóciles y cooperar en esta fecundidad, pensando en los  jóvenes  de  todo  el mundo. Necesitamos apropiarnos del entusiasmo de la fe y del gusto de la búsqueda, encontrando en el Señor la fuerza de reponernos de los fracasos y confiar  en el futuro. Arriesgad acompañados de prudencia y del consejo pero id  adelante, quien no se arriesga envejece. Los jóvenes sois  piedras  vivas. Hay que salir de la  lógica de las rutinas. La tradición cristiana es creativa, Creáis una cultura nueva; pero no puede ser desarraigada. Las raíces son los abuelos, son los que han vivido antes y nos han precedido Hablad con los ancianos. Sintonizar con las jóvenes generaciones requiere un diálogo conciso.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress