Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 20 abril 2018

ENCUENTRO CON CARLOS GARCÍA GUAL (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Ayer quedé a tomar algo con Carlos García Gual, como acostumbramos cada cierto tiempo, y se me ha ocurrido que sería una buena idea contarlo en el blog.


    

[Img #274215]Carlos ha publicado hace poco una reedición estupenda de su Diccionario de mitos (Turner), con más de cien páginas añadidas y doce entradas nuevas. Es un libro hecho, primero, por un especialista en el tema, pero en tono ensayístico, de divulgación, obra de un gran escritor. Es un libro para leer por aquí y por allá, buscando los mitos que mejor conocemos, los que más nos gustan, y luego, poco a poco, irlo leyendo entero.
    

Carlos y yo, desde hace años, quedamos en Madrid para tomarnos un café, un té o, ayer, un zumo. Él me regala sus libros y yo le regalos los míos. Ayer él me regaló su Diccionario, personal y muy literario, y yo le regalé mi novela Confesión, recién presentada.
    

Hablamos de la actualidad, de libros, de editoriales, de sus viajes, o de la Real Academia, donde ha sido elegido recientemente académico. No me dice el tema de su discurso porque es secreto, pero sí que me dice que tiene que hacer el elogio, como es costumbre, del académico que antes que él ocupó su sillón: Francisco Nieva. 
    

Hablamos un poco de Nieva, que fue gran escenógrafo y gran dramaturgo, valleinclanesco –según recuerdo-, autor también de varias novelas en la última de su vida. Le ofrezco sus memorias, Las cosas como fueron (Espasa Calpe), que tengo en casa. Carlos está leyendo varios libros suyos, investigando, preguntando por él. Seguro que le queda un elogio magnífico.
    

Cuando ya vamos de despedida, caminando  hacia su casa por un Madrid brillante y primaveral, hablamos de Galdós y su discurso de ingreso en la RAE, y cómo le contestó Menéndez Pelayo.
    

Mis encuentros con García Gual reúnen muchos placeres y utilidades: la felicidad del momento, de la charla, del intercambio de impresiones; buenos libros para leer; y, por fin, la oportunidad de digerir todo ello, presente y pasado lanzado hacia el futuro. Carlos es un sabio por actitud ante la vida, la literatura y el saber, pero, en mi opinión, también es un hombre práctico y con los pies en la tierra. En fin, alguien de quien se puede aprender mucho.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress