Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 22 abril 2018

NINGÚN MUERTO PUEDE PERDONAR (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Situar a un mismo nivel alasesino y a sus víctimas es lo más indecoroso en que puede caer un ser humano. Pues bien, así lo han venido haciendo de una manera más o menos explícita miles de vascos,políticos nacionalistas, muchos clérigos y algún obispo; así de claro, porque así fue de verdad, que ya es hora de eliminar malos entendidos para sacar tajada política y no sabemos bien de que otro tipo. ETA no ha sido sino una banda de asesinos que tiene a sus espaldas y en sus espurias conciencias casi mil muertes, todas ellas de inocentes.

 

[Img #274485]Que estos terroristasse descuelguen ahora pidiendo un perdón a la carta, resulta ser su última afrenta, algo tan repulsivo como hiriente, cosa que por otra parte no es de extrañar. Quienes hicieron de sus vidas una obsesiva fijación por asesinar carecen de altura moral parareconocer ahora de una manera completa y total su infame proceder de una manera palmaria. Si sus hechos fueron una ignominia, un insulto a la bondad de la especie humana, sus palabras no pueden encerrar lo contrario.

 


Un perdón a la carta ofrecido solamente para quienes según ellos no tuvieron la culpa del conflicto; ¿quiénes otros la tuvieron, aquellos que fueron asesinados con tiros en la nuca y que ni siquiera conocían? ¿Qué conflicto? El único conflicto en este asunto siempre fue su escasa capacidad intelectualmatando entonces y defendiendoahora la legitimidad de sus atentados tras los cuales miles de familias quedaron destrozadas.

 

De manera que según creo, estamos sustancialmente donde estábamos; ante unos delincuentes que siguen convencidos de que matar ha sido una estrategia necesaria, dicen ahora que dolorosa, quizá excesiva, para intentar conseguir sus aldeanos y descabellados objetivos de independencia. Así de triste, pero así de real. 

 


Lo que el ciudadano creo que siempre ha percibido también en este gravísimo problema, es que ETA siempre ha ido marcando los tiempos y con este perdón a su medida sigue haciéndolo.Porque un acto de arrepentimiento se hace en base a la negación manifiesta de lo realizado. En este caso, de todos y cada uno de los atentados reconociendo explícitamente la gravedad delos delitos, la intención de subsanar el daño y la demostración fehaciente de ese arrepentimiento, es decir restituyendo públicamente la honra, los bienes o cualquier otro bien o derecho atacado. Es decir…contribuir de una manera activa en la reconstrucción de aquello que se destruyó.

 


Esta última declaración significa que ETA no ha sido derrotada. Si lo hubiera sido ningún miembro saldría a declarar esto. ETA ha modificado de momento su estrategia, ha pasado de matar a estar presente en concejalías y alcaldías, lo cual demuestra que su fortaleza electoral no ha bajado, Calles y plazas llevan sus nombres y como colofón los hechos ahora juzgados sucedidos en Alsasua.

 


Y lo más grave de todo es que se cierra una sangrienta y extensa página de la historia de nuestra democracia en falso. Los etarras piden un perdón a parte de las víctimas, todo un brindis al sol, entre otras cosas, porque ningún muerto, incluido o no en ese perdón, puedecorresponderles de la misma forma ya.
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress