Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 25 abril 2018

CONDUCIR A LA SICILIANA O COMO A MÍ ME DA LA GANA (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

¡Viva la iniciativa privada! y no me refiero a la iniciativa empresarial sino a la automovilística. Sabido es que en Italia los conductores tienen un comportamiento al volante tan sumamente particular que no contempla apenas el código de circulación sino de una manera orientativa, con una interpretación muy “sui géneris” del mismo.

 

[Img #275188]En Sicilia en concreto, esta interpretación raya en la apoteosis de la libre iniciativa de quien conduce, puro arte de la improvisación incluso en los transportes públicos; las señales de tráfico parecen tener solamente sentido relativo. Pues bien circular en coche o en moto por Ciudad Real se ha convertido en una aproximación de lo dicho anteriormente.  


Empecemos por lo que un servidor ha presenciado esta misma mañana; un coche se detiene en un paso de cebra por el que no pasaba nadie. La acompañante se baja y se dirige a un cajero automático para sacar dinero. La conductora espera, otros coches que van llegando se ven obligados a pararse; sin problemas…cuando la acompañante ha terminado, se ha subido al coche y asunto resuelto.


Hace unas semanas circulaba por una calle céntrica cuando hube de detenerme porque una furgoneta se encontraba detenida en mitad de la calle. En la acera alguien charlaba de manera desenfadada con los operarios de una obra, era el conductor; sin problemas, sin agobios…trascurrido un tiempo, le pité por cuestión obvia, sin problemas, sin agobios…el conductor prosiguió su charla…y al decirle que ya estaba bien, me espetó sin empacho…menudas prisas tiene “usté”… 


Pero continuemos con más casos, algunos clásicos ya, como la utilización del móvil conduciendo; apretones informativos de urgencia que no permiten demora; suena el teléfono móvil y hay que echar la parrafada; me pregunto si estas llamadas no tendrán que ver con el hecho de que alguien quiera pagar lo que debe al que conduce que al revés me da que no. 


Luego viene una modalidad que está haciendo furor; la de girar saltándose las dobles líneas continuas, por ejemplo en la salida de la carretera de Carrión hacia el polideportivo o de la barriada del Pilar a la misma carretera; la misma maniobra pasado el puente del AVE, hay doble línea continua pero da igual, a girar se ha dicho porque se me da la real gana. 


Otras interpretaciones novedosas que se pueden observar con bastante frecuencia ya, es la ingeniosa costumbre de saltarse los semáforos en rojo. Que un semáforo está en rojo...pero como no cruza ningún peatón y tampoco sale ningún coche, me lo salto y tan campante. Que tengo que hacer un stop…como tampoco viene nadie continúo como si tal cosa. 


 En  el capítulo de vehículos sobre dos ruedas la cosa resulta aún más emocionante y creativa. Que una moto quiere acortar el trayecto…no hay problema, se sube a la acera o se mete por dirección prohibida y consigue lo intentado que es llegar antes. Puro arte de la improvisación. Pura interpretación subjetiva de las reglas de tráfico. Dicho más a la española, puro cachondeo el comportamiento de unos descerebrados que se pasan por el forro de sus caprichos y algún forro más las normas de circulación y que ponen en peligro su integridad y lo que es más grave, la de los demás.


La mala educación automovilística se está haciendo notar ya con demasiada frecuencia en nuestras calles. Como colofón y para terminar, traigo a estas líneas lo que le dijo un hijo a su padre cuando le preguntó si había pasado la I.T.V. del vehículo; el chico, ni corto ni perezoso le espetó: padre es que eres muy antiguo. Pues eso, algunos parece que están por la labor de dejar de ser antiguos. ¡Viva la iniciativa privada! O conducir como a mí me da la gana.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress