Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 26 abril 2018

MONS. FERNANDO SEBASTIÁN EN NAVARRA (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Vicente Langreo 0 Comentarios

                
Su etapa de formación transcurrió desde Aragón y Cataluña, a Roma, Lovaina y Paris; y en su etapa como docente y Rector en la Pontificia de Salamanca, coincidió con el cardenal Tarancón. Su ministerio pastoral como obispo fue en León, Granada, Málaga y Pamplona-Tudela. Tuvo la posibilidad de marcar líneas, criterios renovadores y conciliares, en conjunto, valientes, optimistas y fundamentales  para  evangeliza. Pudo haber tenido  otros  cargos, pasó  momentos  difíciles y hasta de marginación, y da gracias a Dios por haber podido trabajar en la Iglesia, sin ambiciones personales, y al fin pasado el tiempo señala algunos de sus recuerdos y así ver a la Iglesia más humana. Su estancia en Pamplona fue des del 1994 al 2007, Tuvo  noticias  de que  podría  ser  Presidente de  la CEE y de venir a Madrid. Pero  manifiesta  que se  trabaja  mejor por  la  Iglesia con  dedicación y libertad. Aceptó el nombramiento sin dificultad, a pesar de su madre enferma de Alzheimer y su  hermana ya vivían con  él.
 


El  13  de  mayo salieron en coche conduciendo  él, con su madre y su hermana religiosa y otra adoratriz también que los acompañaba hasta Madrid. Llegaron a Alcalá de  Henares, donde durmieron, y el 14 de  Mayo  llegaron a Pamplona a media tarde. Les esperaban D. José Mª Cirarda y el Vicario General; sus  hermanas  se  fueron  a Vitoria y él  durmió  en  otro  lugar del  obispado. D. Fernando  Sebastián en l969 había ido a Pamplona para ayudar a D. Arturo Tabera  claretiano, que nombrado Cardenal y en 1971 se fue a Roma como Prefecto de la Congregación  de Vida Consagrada. Su secretario le recordó palabras de Tabera, de cuando le estaba  ayudándole “Este  chico vale  mucho, pero  no  llegará  lejos, es  muy  progresista”.


 
Estando aún  en Málaga al  conocerse  su nombramiento, recibió una carta con 130 firmas de sacerdotes y religiosos. Le pedían día y hora para hablar con él, diciéndole que “por no euskaldun,”no debía aceptar el nombramiento. Pedían hablar con él. Les respondió que no era digno de ser obispo de  ninguna  parte, pero que  confiando  en  la ayuda de  Dios iría  a Pamplona. Compró una  gramática  y un Diccionario vascos antes de que fuera  publicado oficialmente su  nombramiento. Sobre la Acción  Católica, el consiliario se le quejaba de no  tener  en  cuenta  a los  militantes,  que no tuvieron  con él un gesto afectivo de comunión. Esa secularización interna, la ha consumido a la Acción Católica muchos años, cuando sigue  siendo  necesaria.
 

 

En Pamplona encontró dos corrientes de personas  ideologizadas que se excluían
De la  vida  de  la Iglesia: nacionalistas  de  izquierda y simpatizantes con abertzales  marxistas. Eran una veintena  de sacerdotes  y  religiosos  con sus amigos seglares; otro   grupo eran los simpatizantes  de  la Teología de  la Liberación, y de “Somos Iglesia” Entre  todos no eran más  de cincuenta. Los sacerdotes en total 630, buenos, austeros    trabajadores y fieles  a su ministerio. En  consecuencia  tuvo  que  dedicarse al grupo mayoritario de sacerdotes  y seglares que participaban en tareas  pastorales. Se propuso  llegar a todos, ganar confianza, deshacer  malentendidos con oración y comunión y acercarse a todos  celebrar y predicar en la Catedral y con Cartas  desde  la fe Hacia  falta mucha  calma  y  mucha serenidad.


 
El Seminario y los  nacionalismos-Había estado cerrado 15 años, Mons.Cirarda lo reabrió pero disminuyó el numero de alumnos, eran más los profesores y no muy atentos al  magisterio eclesial. Cambió los Estatutos, envió a Roma a sacerdotes jóvenes y en el Claustro Académico un profesor  le pidió  diálogo de  igual a igual. Su respuesta fue “ve a Madrid y que el Nuncio te nombren arzobispo, de  momento soy yo” Algunos que estaban en Toledo y eran oriundos de San Sebastián, se les ofreció quedarse aquí o volver a su diócesis  de  origen y muchos se quedaron.


 
Había sacerdotes nacionalistas de muchas clases y debía que escuchar a todos, eliminar tensiones y conseguir que algunos se atrevieran a hablar, aclarar la complejidad de los sentimientos y aspiraciones  nacionalistas y llegar a conclusiones  operativas. La Iglesia  debía acoger y apoyar los sentimientos de amor a la lengua, y la cultura vascas, y acomodarse a las costumbres; pero mantenidas al  margen  de organizaciones políticas tendentes a la violencia. Y condenó  muchas veces el  terrorismo de ETA. y  desautorizó  a quienes la entendían como una guerra, justificando a su vez la insumisión frente  al  servicio  militar en nombre de pacifismo cristiano, sin  mencionar  la legítima defensa por razón del bien común. Tuvo relación con familiares de los presos de ETA, con  padres que ignoraban la conducta de sus hijos. Por eso la experiencia le hizo tomar precaución; pero no recibió asociaciones. La desautorización  moral del terrorismo que hizo la Iglesia fue un gran servicio. Nunca pudo provocar una insurrección armada. Evitarla era  su obligación. Educar positivamente para convivir motivó este  texto
 


                           DECALOGO  DE  LA  PAZ
 
1 – Acoge a todos  como  tú  mismo quieres  ser  acogido. No quieras para  los demás lo  que  no  quieres  para ti
2 – No condenes a nadie. No hables mal  de  nadie. No humilles ni violentes  a  nadie. No niegues  a nadie  la  posibilidad  de  rectificar.
3 – Perdona  las  injurias  pasadas  y  presentes. Líbrate de  las garras  del odio. Guarda tu corazón  libre  para  amar, convivir e iniciar  una  vida  nueva cada  día. Perdona a tus enemigos. No  devuelvas  mal  por  mal. Vence  al mal con el bien.
4 – Ten el valor de negarte a cualquier  proyecto  violento, apártate  de  los que  practican y difunden  el odio, la venganza y el terror. Perdona  a  los  ue  hacen el  mal, pero no justifiques  nunca lo que  hacen el mal. Ponte  siempre del  lado  de los  que  sufren, nunca de los que  hacen  sufrir.
5 – Desea la paz con todos, la convivencia, la colaboración, el gozo  de  la fraternidad y de  servicio. Pon  tu dignidad  en  la  magnanimidad. Es u ha antes de juzgar. Ofrece perdón para ser perdonado, misericordioso para alcanzar misericordia.
6 – Trata  de  simplificar  los  problemas en vez de aumentarlos. No te creas  mejor por crear problemas  sino  por  resolverlos. Busca  siempre  soluciones  posibles. Valora  más lo que une que  lo que  separa. Trata  de  disminuir  la  extensión  de  dolor y del  sufrimiento. Procura  reducir el poder  y la  presencia  del mal en el mundo.
7 – Crea en torno a ti  sentimientos y actitudes  de  concordia, de misericordia, de atención a los derechos  y  necesidades de  los  demás. Se respetuoso y tolerante con  las  opiniones  de  los  demás  sin ocultar ni  debilitar  tus  propias  convicciones. Apuesta  siempre  por la  concordia, por el  entendimiento  y  la  convivencia.
8 – Apoya decididamente a quienes trabajan por la paz, en la verdad, la  libertad  y  la  justicia. No te dejes  dominar por el miedo. No calles  ni  encubras  la  verdad, ni la  justicia. No ocultes tus convicciones  ni cedas ante los que amenaza.
9 – Dedica también  algún  tiempo a trabajar tú por  la  paz, con  sencillez y sinceridad, con  fortaleza  y  perseverancia,
10- Pide a Dios que te dé paz, que te  haga  instrumento de su paz en un mundo, donde  podamos vivir  como hermanos, en verdad, justicia, amor y  libertad
 

Al iniciar  su  ministerio era necesario no solo corregir abusos y desviaciones pastorales. Había  que encontrar el cauce y punto de apoyo, en la  relación  con  las costumbres y  cultura vascas, ligadas  a  la fe y la  vida  cristiana. Procuraba que vascos  y  navarros se sintieran a gusto en la Iglesia, aunque a veces criticado por simpatizar con los vascos. Restauró el Santuario de San Miguel de Aralar y el de Nuestra Señora de Zamartze (San Marcos)  para acoger grupos y organizar la pastoral de la zona. Sobre  la infiltración  de ETA y los abertzales apenas afectó a tres o cuatro sacerdotes. En los  demás predominaban las posiciones  ambiguas en quienes estaban en aquel ambiente. Veían los errores  y  peligros de la violencia, pero sentimentalmente  condescendían- Enseña la experiencia que donde entra el nacionalismo  radical,  especialmente  donde  la  Iglesia  perdía  claridad  moral, la vida religiosa decaía. La politización del ministerio es una  secularización, que impone una  lógica  incompatible  con  el Evangelio.
 

Un grupo de sacerdotes en la zona vasca, le propusieron  un plan euskaldunizar a toda  Navarra  imponiendo el euskera, que no estaba ya  reprimido. Nuestra  misión  les dijo es evangelizar  también a los  hispanohablantes. Los gobiernos- les dijo- protegían el euskera; debe ser conservado  y favorecido como tesoro  de cultura. Pero la  Iglesia no  debe  ponerse  al  servicio  de  ninguna  ideología política. El año 2002 se aprobó  la Ley  de Partidos Políticos el gobierno del PP quiso que la Conferencia Episcopal firmara un acuerdo antiterrorista, no lo hicieron y les sentó mal censurando a los obispos. Su respuesta fue publicar en la BAC un volumen de 600 páginas: “La conciencia  cristiana  ante el terrorismo  de  ETA,” su epilogo era de Mns..Sebastían. El libro no tuvo mucho eco en los medios de comunicación.  Regaló un ejemplar a un claretiano, y le dijo “Te has jugado  la vida” Pero un Capitán  de  la Guardia Civil  en la Embajada de la Santa  Sede, le felicitó por tener  el valor  de  publicarlo.
 

En el 2002  la Conferencia Episcopal publicó Valoración  moral del terrorismo  en  España, de sus causas y consecuencias, y en el 2006 Orientaciones morales ante  la situación actual  de España. El obispo auxiliar de Madrid Mons. Romero Pose, que murió en el 2007 colaboró en  la preparación con D. Sebastián y hablaban de regenerar a democracia El último capitulo  trataba de los nacionalismos. Este es su resumen:


 
         LOS  NACIONALISMOS Y SUS EXIGENCIAS  MORALES


Es necesaria una orientación para los católicos  en la valoración  moral de los nacionalismos en España en la situación  concreta, porque afectan a la organización de la sociedad y a la convivencia. Unos son independentistas y otros no, unos más o menos liberales y otros de inspiración  marxista. Para ello hay que partir de la realidad  histórica  española. Los diversos del Estado español iniciaron un proceso cultural y a encontrarse en unas cierta  comunidad  de intereses y de administración desde  la romanización de nuestro territorio. Favorecido esto por la fe cristiana en la Península logró esta unidad cultural básica de los pueblos de España, a pesar de las vicisitudes sufridas, llegó a una configuración política, que ninguna de las regiones por si mismas habría conseguido sin esta unidad espiritual y cultural de toda España.
 

Su unidad  cultural  e  histórica puede ser manifestada y gobernada de diversas maneras. La Iglesia no tiene nada que decir sobre ellas. Son los dirigentes políticos y, en último termino  los  ciudadanos, mediante sus votos, previa información completa, transparente y veraz, los que deben  elegir  las formas concretas  del ordenamiento  jurídico. Ninguna  forma es absoluta, ni los pueblos pueden resolver automáticamente los problemas posibles. La Iglesia recomienda a todos la máxima responsabilidad  y rectitud, respetando  la  verdad  de  los  hechos  históricos, considerando los bienes de la unidad y de la convivencia de siglos, guiándose por criterios de solidaridad y de respeto hacia el bien de los demás. Deberá ser respetada siempre la voluntad de todos los ciudadanos afectados,  sin que las minorías sufran recortes d sus derechos, ni las diferencias puedan degenerar en desconocimiento en los derechos de nadie ni en el menosprecio de los muchos bienes  comunes que a todos nos enriquecen.

 
La Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de posiciones nacionalistas, que sin violencia, por métodos democráticos, pretendan  modificar  la  unidad  política  de  España. Pero  enseña que tales  propuestas deben ser justificadas en relación con  bien  común de toda  la población, directa o indirectamente  afectada. Si la coexistencia cultural y política largamente prolongada, ha producido múltiples relaciones familiares, profesionales, intelectuales, económicas, religiosas y políticas de todo género, ¿qué razones actuales justifican hoy la ruptura de esos  vínculos? Es un bien importante poder ser simultáneamente ciudadano, en igualdad de derechos en todo el territorio actual  del  Estado español. Si el ordenamiento  actual  requiriese algunas modificaciones, los  obispos recomendarían a los católicos proceder según los criterios indicados y no por impulsos egoístas. Por encima de  los intereses  deben estar las  motivaciones  éticas.
                                 

        ********

“Es preciso superar decididamente  las tendencias  corporativas y separatistas  con una actitud honrada de  amor al bien de  la  propia  nación y por  comportamientos de solidaridad renovada por todos”( Jun Pablo II, a los  obispos italianos) Y hay que evitar  los riesgos de la manipulación  de  la  verdad  histórica y  de la opinión  pública
La misión  de  la Iglesia en relación y al bienestar y la prosperidad de los pueblos de España consiste en: “exhortar a la  renovación  moral y a una  profunda solidaridad de todos, que aseguren las condiciones para  la reconciliación y  superación de injusticias, divisiones y enfrentamientos.” Los  obispos  invitan al diálogo generoso, reconociendo los derechos  propios de los diferentes pueblos, integrados en la unidad histórica y cultura  de España. Animan a tener  en cuenta  los  criterios y sugerencias de  la  moral social  católica, garantía  e  libertad y justicia.

 
“Poner en peligro la convivencia, negar unilateralmente la soberanía de España sin tener en cuenta las consecuencias, no es prudente ni moralmente aceptable…alterar el  ordenamiento  jurídico en función  de  una  voluntad  de  poder local o de otro tipo, es inadmisible. Es necesario  respetar y tutelar  el  bien  común de una sociedad pluricentenaria.”( CEE-“Valoración  moral  del terrorismo”)
 
 
            LA  PASTORAL  CONCRETA  EN  PAMPLONA
 
​A sus 63 años de edad y con amplias  experiencias docentes y de gobierno, como cada obispo en su diócesis, D. Fernando Sebastián tuvo que corregir desviaciones, proyectar objetivos y metas en respuesta a las necesidades, y con paciencia, caridad  y  fortaleza, servir y alentar las diversas instituciones eclesiales, de acuerdo con la doctrina y la renovación  constante  de  la Iglesia, y con fidelidad al evangelio y a la realidad de su diócesis. Aunque era una tierra muy religiosa  estaba  contaminada  de   nacionalismo contrario a la convivencia en paz y al bien común  de  España. Y aquello enrarecía el ambiente  y  creaba odio, lo más contrario  al  Evangelio
​Hubo atentados y murieron dos concejales, un suboficial de Ejército, los demás Guardias Civiles y Policías. Presidía sus funerales, salvo cuando las familias se los  llevaban a sus  pueblos. -¿Y si matan a un  etarra? – “celebraremos una misa por .él  si la familias lo pide, pero no en su pueblo. No es lo mismo  una víctima que un verdugo” La agresión  mayor fue el intentar quemar  el Obispado el Jueves Santo de 1997. Otros  etarras se encerraron  en el  Seminario y en huelga de  hambre durante veinte  días, los desalojaron  y unos dirigentes pidieron al Obispo que intercediera, para acercar a los presos de ETA Y les dijo:”Que mientras estuviera secuestrado Ortega Lara no escribiría  nada a favor de  los  presos.”En el Seminario  Menor  funcionaba un Colegio diocesano  a cargo de cinco sacerdotes y 30 profesores seglares, independentistas y nacionalistas. Sin cerrarlo se solucionó bien y cambió la tendencia. La evangelización exigía ilusionar a los sacerdotes navarros, que eran austeros, trabajadores, muy  sensibles  socialmente, individualistas e identificados  con la gente  y de una media  entre  68 y 70  años. Y a la mayoría les cayó bien. Pero un grupo de nacionalistas radicales y del liberalismo “Somos Iglesia” se mantuvieron  distantes  y negándose a toda  colaboración.
 


La atención  a niños y jóvenes, motivó  el Directorio de la Iniciación Cristiana para fomentar el cambio  de  vida  y  la  conversión. Es tarea siempre abierta frente a la rutina. Cada bautizado tiene  que ser  nacimiento de un  cristiano, creyente y operante. Nacen   en ambientes  distintos. Pero “En  los  Sacramentos  no puede  haber  nada  falso”(Sto.Tomás. III, 68,4) Y también  trabajó en la celebración  del sacramento  del matrimonio. Recordaba  a los sacerdotes:“ni fe sin sacramentos, ni sacramentos sin  fe.” En el clima actual  de  libertad  y democracia  para todos, donde  cada  cual  puede  ser  lo  que quiera, hay que pedir  a  los  jóvenes  claridad  y  autenticidad  de su ser. Hay que insistir y  valorar  la  confirmación. Respecto a la Confesión, a  los sacerdotes  les ayudó a entender  la Humanae Vitae y a no abusar de las  absoluciones colectivas.
 


​La atención a la vida consagrada, en una diócesis rica con tantas instituciones, conventos  y  monasterios, masculinos  y  femeninos, dado que  él hizo sus  primeros estudios y publicaciones, en la vida  religiosa y en  su  historia, en los Claretianos, animó a la comprensión  valoración espiritual  y apostólica de todas ellas y en su  renovación y valoración,  desde  los  fundamentos  bíblicos y teológicos. Menciona  de modo  especial  a  una  joven de la India que vino a  las Concepcionistas  Franciscanas de Estella, con el compromiso  de  fundar, y estas  le  ayudaron  a fundar un monasterio en Goa, ayudadas por  otras navarras. Estos monasterios  tienen  su autonomía, pero ante  la  penuria  vocacional, se  deberían  unir, pero  no  fue  posible


 
Sobre el Apostolado  seglar reconoce  que  en  Pamplona  no  pudo  hacer lo  que  hubiera querido para la promoción de un laicado bien formado; predominaba el clero la tendencia social antifranquista e inclinada a la izquierda. Quedaba al descubierto mucho campo. El Opus movía a  muchos  seglares, y en torno  a  las parroquias  había  grupos y asociaciones. Intentó la renovación espiritual implantando la Acción Católica, siguiendo las  indicaciones  de la CEE. En todas las diócesis hay muchos practicantes y  muchas asociaciones pero poco influyentes en  la vida social. Queda al descubierto gran parte de la influencia  cristiana en  la opinión  pública: y en los diversos  niveles  de la política..Estaban condicionados por  el pasado Había equipos  de Misiones Populares, Neocatecumenales, Comunión y Liberación, Movimiento Familiar Cristiano, Focolares En cierta ocasión  le dijo Alfonso Guerra:“Yo me gasto dinero  en hacer encuestas y se que los  cristianos  en  materia  política no  obedecen a  los  obispos.”
 
          

      COMO  SER  HOY  UN  BUEN  CRISTISANO
 
1- Siéntete  querido  por Dios, acógete siempre a su fiel misericordia. Amale  de todo corazón como  fundamento  y  referencia continua de tu vida.
2- Cree en Jesucristo,  esfuérzate  por  cocer  su  vida y su doctrina, vive y actúa de acuerdo  con  Ël, movido  por  el  Espíritu de piedad  y  amor.
3- Lee asiduamente  los  Evangelios, pon los medios  para aprender, para crecer, para  ser  cada día  mejor-
4- Reza un poco  cada  día, como  la Virgen María, siguiendo su ejemplo y contando con su ayuda  maternal.
5- Mira y valora  las cosas de este mundo desde el más  allá de  la muerte, desde  el mundo de la resurrección, que  es  nuestra  verdad  definitiva. Esté donde estés actúa  en  coherencia  con  la  fe.
6- Siéntete  miembro  de  la  Iglesia  de Jesucristo, busca en  ella  la  presencia  del  Señor, asume la parte  que te corresponda  en su  continua  renovación, en la acción apostólica y en sus  necesidades  materiales.-
7- Haz algo concreto para que los  demás  conozcan  la  salvación  que tenemos en  Jesucristo; rata de  hacer presente  en  este  mundo  el  Reino  de  Dios, en la  justicia, en la paz y en la fraternidad.
8- Vive sobriamente, pon el  corazón  en  ayudar y  servir a los  demás, con generosidad, con paciencia, con alegría. Sé bondadoso  con  los  que tienes cerca y con  los  que  están lejos.
9- Vive feliz y contento contigo mismo, con  los  que  viven a tu lado. Con lo bueno y con lo  malo. Aprende a dar gracias a Dios por todo. Transforma  el  dolor  en alegría viviéndolo  con  amor.
10- Confía  en  la  bondad de Dios, cree firmemente  en el  triunfo  del del  bien y de  la  vida. No te dejes  dominar  por  las cosas  de este mundo. Disfruta  ya  de  las alegrías  de  la  vida eterna
 
                                                   **************
 
            Es muy oportuno recordar estas lecciones de Cardenal:D.Fernando Sebastián Aguilar, tomadas de su libro  EVANGELIZAR, Eds. Encuentro 2010, porque señalan temas vividos en España desde la Transición Política y la modenización de la Iglesia tras el concilio, frente a los nacionalismos, la secularización y la indiferencia religiosa de nuestro tiempo, que demanda una responsabilidad y coherencia de nuestra fe, sin quedarnos solo en una religiosidad histórica sin vida. La nueva evangelización afirma los contenidos  permanentes, pero con nuevo estilo y teniendo en cuenta  los signos de los tiempos. La Iglesia proclama a Cristo como permanente incitación  para ordenar las cosas temporales según el querer de Dios, salvando a los hombres y proclamando  le verdad de Dios, del hombre y del mundo, y a la vez siendo luz y conciencia crítica de la sociedad.
 
 
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress