Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 26 abril 2018

J. A. VALLEJO-NÁGERA Y EL FUTURO DE LA LITERATURA (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Llamo por teléfono al escritor José Luis Olaizola. Tengo mucha confianza con él porque durante bastante tiempo jugamos al tenis, amén de otras actividades más intelectuales, literarias o periodísticas. José Luis es en mi opinión un magnífico escritor y una magnífica persona.


    

[Img #275421]Pero le llamo para algo concreto. Voy a escribir un artículo en mi blog sobre Juan Antonio Vallejo-Nágera, que murió en 1990, y con el que José Luis hizo un libro de gran éxito, La puerta de la esperanza.
    

Desde hace algún tiempo, precisamente gracias al libro de José Luis, yo he vuelto a las obras de Vallejo-Nágera, siempre escritas con conocimiento, amenidad, claridad, etc. Son realmente interesantes. Es más, echando la vista atrás a mi vida encuentro que Vallejo-Nágera me ha acompañado aproximadamente desde los 16 años, entre otras cosas porque sus libros se podían leer, se leían muy bien. Y así veo que he leído buena parte de sus libros: Yo, el rey, Yo, el intruso, Locos egregios, Mishima o el placer de morir…
    

Hablo con Olaizola.
    

-¿Por qué tuvo tanto éxito él como persona, José Luis?
    

-Porque tenía el don de que todo lo que hacía era interesante, era ameno. Escribiendo, hablando, pintando…

Tenía el don de comunicar, de transmitir.
  

 -¿Y La puerta de la esperanza por qué tuvo tanto éxito?
    

La puerta de la esperanza vendió alrededor de 600.000 ejemplares.
    

-Yo creo que fue muy importante que el público que seguía el programa de Jesús Hermida A mi manera, en el que él colaboraba, vio cómo él, ya muy enfermo de su cáncer de cabeza de páncreas, no dejaba de ir allí y mantenía una actitud positiva y trascendente.
    

De hecho fue en ese programa de Hermida cuando dijo que la muerte era una puerta que se abre a la esperanza.
    

-El público –dice José Luis- encontró en el libro lo que ya se había avanzado en ese programa.
    

A mí me gusta mucho Vallejo-Nágera. Sus libros se empiezan y se terminan, y uno siempre tiene la sensación de que ha aprendido algo, mucho. Y esto pasa con sus novelas, con sus ensayos y con sus artículos. Seguramente pasaría también oyéndole, algo de lo que yo no tengo memoria.
    

José Luis Olaizola me contaba cómo en la conversación atrapaba, atraía la atención y no la soltaba. De hecho yo he oído parecidos comentarios sobre sus clases de Medicina, y en su tiempo estuvo considerado como un gran conferenciante.
    

Le pregunto a José Luis si cree que sus libros volverán a tener éxito, o si volverá a leerlo mucha gente, y me dice que cree que no, que el tiempo de Vallejo-Nágera pasó, pero como pasa el de casi todo el mundo.
    

-Es muy difícil que queden los escritores, los libros. Yo te desafío a buscar ahora en los grandes almacenes los libros de Cela o de Delibes. El mundo ha cambiado mucho en muy poco tiempo.
    

José Luis es muy sabio. Tiene más de 90 años y una larguísima trayectoria. Conviene escuchar atentamente a gente así.

Le pregunto por el futuro de los escritores.

Se ríe.
    

-Me haces unas preguntas muy difíciles.
    

Al final convenimos en que seguramente los escritores, la literatura, no desaparecerán, y que “simplemente” se está produciendo un cambio de soportes.
    

Yo pienso que parte del futuro son los blogs y la literatura breve en lugares como éste o las redes sociales. Pero sospecho que los libros, al menos en libro electrónico o en otros soportes, no desaparecerán.
    

El ser humano tiene demasiada necesidad de expresarse y de conocer, leer, lo que ha dicho, escrito otro, como para que la literatura, el periodismo, los escritores, los periodistas, desaparezcan. Y buscará la calidad allá donde esté (eso es la literatura).
    

En el fondo, allá donde haya un escritor habrá un lector, y donde haya un lector habrá un escritor.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress