Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 28 abril 2018

CARTA A DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Eduardo Martínez Rico 0 Comentarios

Querido Don Quijote:

 

         Como ahora escribo en un periódico de Castilla La Mancha me ha parecido una buena idea escribirte a ti una carta, una más. Hace años te escribí todo un libro de cartas, y más tarde te he escrito algunas más. No sería mala costumbre escribirte más cartas, a lo largo de mi vida, a lo largo de nuestra vida.

 

         La verdad es que siempre te tengo presente. A menudo cojo tu libro y lo hojeo. Nunca se termina de leer el Quijote, como nunca se termina del todo un gran amor. Para mí tú eres un gran amigo, un amigo que tiene algo de padre, o de abuelo. Sí, de abuelo mejor.

 

         A veces me pregunto, y me lo han preguntado, si yo soy un Don Quijote. Puedo decir que he conocido a muchos escritores ya y todos, que yo recuerde, salvo alguna excepción, tienen algo de Don Quijote, algo de ti.

 

         En realidad lo suelen decir como algo negativo, para qué te voy a engañar. Te llaman Quijote porque te ven idealista, poco práctico, incluso un poco loco, o alocado, tal vez fuera de este mundo. Pero lo cierto es que para mí tú eres en cierto modo todo lo contrario: sabio, valiente, bondadoso… ¿Poco práctico? Quizá. ¿Fuera del mundo? Quizá.

 

         Y es que tu mundo, tu mundo interior, era mucho mejor que el nuestro. De ahí el cambio que le das a tu vida, cuando te vistes de caballero –más bien medieval, fuera de la época que te tocó vivir-, y sales a buscar aventuras, a “desfacer entuertos”. Es decir, a arreglar el mundo.

 

         En el mundo de hoy, querido Don Quijote, también tendrías trabajo. ¿Era mejor el mundo de tu época que el de hoy? No lo sé. Quizá fuese igual, pero más evolucionado el nuestro, con más tecnología. Supongo que la condición humana era la misma. Aunque he estudiado aspectos, detalles de tu época, como la justicia, por ejemplo, y sí creo que hemos mejorado.

 

         De todos modos, Don Quijote, el mundo de hoy me parece en buena parte mezquino, gris, superficial, duro, etc. Imagino que como lo fue el tuyo. Hoy tú también te habrías disfrazado y habrías salido a la calle a arreglar el mundo, tal vez vestido de Superman, de Batman o de Spiderman.

 

         Por otra parte, queridísimo amigo, dicen que los españoles, en general, tenemos mucho de Don Quijote, y que eso explica nuestra personalidad incluso como nación. No me parece mal. Eso significaría que, como dije antes, somos bondadosos, valientes, sabios, idealistas y, sí, tenemos un punto de locura, pero sana y simpática, muy necesaria en el mundo de hoy, y seguramente en el de ayer, seguramente en todos los tiempos.

 

         Y ya voy terminando esta carta, querido Alonso, que se me alarga un poco. Sólo decirte que le des un gran abrazo a mi admirado Sancho Panza (que también tenemos mucho de él los españoles, gracias a Dios), que le digas que no os olvido nunca, que os llevo en la pluma y en la vida. Siempre.

 

         Y otro fortísimo abrazo para ti.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress