Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 3 mayo 2018

TEMAS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | El Dia 0 Comentarios

Los Obispos se unen en conferencias varias veces al año, para unificar criterios de gobierno y señalar los temas más importantes del momento. Este año lo han hecho en  Madrid (16-04 -2018)  señalando dos puntos  para el Sínodo: que los jóvenes hablen, les escuchemos y vayan asumiendo responsabilidades en la Iglesia, el problema vocacional es grave sobre las vocaciones sacerdotales y los Seminarios. En general los jóvenes buscan insertarse en la vida y en la sociedad, y también debe hacerlo en la Iglesia. Todos estamos llamados a la santidad, a construir el Reino de Dios y ganar la salvación.

 

Llegar a la fe es recibir “la gracia de una certeza” y con acogida humilde; además es una llamada al bien como seres libres y participar en la misión de vivir en sintonía con la dignidad humana, en el  matrimonio o en la vida consagrada y confirmados,  testimoniar la fe y defenderla. Todas las vocaciones son gracia. La fe significa  apoyar la existencia en Dios. El Concilio de Trento enseña el alcance de le fe, que es fundamento, raíz y comienzo de la  salvación. La fe está en la base de toda vocación y en el dinamismo de la vida cristina del creyente; no basta el ambiente religioso-cultural para la transmisión de la Tradición de la Iglesia. Según “La alegría del Evangelio” el Señor llena el corazón humano y hace que cada vocación nazca del amor y responda con fidelidad.

 

               Las vocaciones sacerdotales y los seminarios, preocupan hoy a los obispos y a la Iglesia. En general siempre hubo abundancia, pero en otros tiempos, con formación muy escasa. Ya San Juan de Ávila quiso remediarla con loe Colegios y su Memorial al Concilio de Trento, el s. XVI; costó mucho poner a los Seminarios en marcha. España sufrió la persecución  y exclaustración de religiosos en el x. XIX y la persecución en el s. XX. Pasados los años de los Seminarios llenos, hemos pasados a una escasez de sacerdotes y seminaristas. La crisis es muy sería por la secularización; al tiempo que han aumentado las carreras universitarias con diversas titulaciones; hoy existe una crisis vocacional al sacerdocio que debe superarse con el amor a Dios y al hombre, desde los valores cristianos y desde la pedagogía del héroe, reconocer al sacerdote por lo que representa, frente a otros quehaceres humanos. La escasez de sacerdotes preocupa a toda la Iglesia. Los sacerdotes son necesarios para la Eucaristía, al servicio de la Palabra de Dios y para la educación cultural e introduciendo la fe en las personas, pueblos y ciudades. En las antiguas culturas existieron sacerdotes. En el cristianismo su función,  obrar sacramentalmente en “persona de Cristo” y llamados a ejercer la caridad pastoral como discípulos suyos, configurarse con Él y  animar a la comunidad fraterna.

 

             Pero el gran problema actual es cómo animar, despertar, estimular y discernir las condiciones y las llamadas  de Dios, a jóvenes hasta con carreras. Se trata de hacer que sea  escuchada la  llamada de Dios según las condiciones de la historia, experiencia  y vida y de la Iglesia frente a la atracción de ofertas mundanas, para ser “alegría del Evangelio” y “luz de las gentes,” Todas las Diócesis tienen sus  Seminarios con estudios  medios y superiores de Filosofía, Historia y Teología, vinculados a  Universidades o Facultades eclesiásticas. Quizás hoy sea necesario concentrarlos para mayor eficacia académica, aunque  los Seminarios deberán ser referencia eficiente  para la formación permanente del Clero diocesano, y animadores de la promoción de los seglares.  Las instituciones humanas nacen, crecen, disminuyen y hasta desaparecen, en función de  posibilidades y necesidades. La vida y misión de la Iglesia, serán permanentes siempre

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress