Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 3 mayo 2018

LA FELICIDAD DEL CINE (Por Eduardo Martínez)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Hoy me apetece mucho escribir sobre cine. Creo que el mejor tema para hoy, para mi hoy, es escribir sobre cine. Y seguro que el lector me lo agradece, porque el cine nos gusta a todos o a casi todos. Todos hemos crecido con el cine; pertenece a nuestro ocio, a nuestra diversión, a nuestra felicidad.


    

[Img #276170]Precisamente una de las imágenes, sensaciones fuertes, claras, que tengo yo de la felicidad, cuando era niño, era estar en una sala de cine, un viernes por la tarde, viendo una película, sabiendo que tenía todo el fin de semana para mí, sin colegio, sin estudios. O sin estudios especialmente rigurosos, porque yo llevaba las asignaturas al día, sin matarme, y no necesitaba pegarme grandes palizas antes de los exámenes.
    

Antes de escribir este artículo he estado pensando y consultando algunos libros de cine, para documentarme, para llenar de contenido lo que iba a decir. Y me he encontrado qué importante es el cine en mi vida, cómo, junto a los libros y el deporte, por citar dos ejemplos, es algo que me ha acompañado siempre.
    

Ahora no corren buenos tiempos para el cine, por lo que sé. Seguramente, intuyo, como en otros campos, la crisis y las nuevas tecnologías le han hecho daño –yo creo que le pueden ayudar, en este presente o en el futuro-, y ahora están muy de moda las series de televisión y la gente va mucho menos al cine. Yo al menos voy muchísimo menos y a películas muy escogidas, muy representativas para mí.
    

Pero el cine no debe ser pasado, sin presente, y debemos apoyarlo con fuerza, aunque sólo sea por todo lo que nos ha dado.
    

Sin embargo, como en otros terrenos, también creo que la esencia permanece de otras formas. La esencia del arte cinematográfico se puede encontrar en muchos otros lugares, y una muy importante, aunque los que saben dicen que es algo muy diferente, en las series.
    

Un amigo mío, Javier Redondo Jordán, escritor y muy buen organizador de eventos, ha tenido la maravillosa idea de juntar gran cine, cine clásico que ya no se ve en salas grandes y que muchos no hemos podido ver en ellas (El Padrino es la primera película), con una tertulia entre el público y un gran experto.
    

El invitado especial en este caso será Gerardo Sánchez, director del programa de La 2 “Días de Cine”. Y la primera experiencia será en el Cine Paz de Madrid, el día 7 de mayo a las ocho de la tarde.
    

Yo creo que Javier va a tener mucho éxito. Lo hace porque le apasiona el cine y porque tiene carácter emprendedor. Yo iré a ver la película, con ganas de disfrutar de una obra maestra, no sólo de gran calidad sino entretenidísima.
    

Puede que el gran cine del pasado vuelva a las pantallas grandes –Javier, si va bien este primer “Cine con tertulia” quiere repetirlo más veces-, y con él un público ávido de ese peculiar tipo de disfrute, alegría y felicidad que sólo da el cine.
    

Esa felicidad que yo sentía cuando era niño, en una sala a oscuras, viendo una película y sabiendo que tenía dos días de fin de semana por delante.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress