Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 3 mayo 2018

MANDAMIENTOS (Por Francisco Page)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Leo en un manual de autoayuda que el primer deber del ser humano es sobrevivir.



 

[Img #276203]Y me lo creo solo a medias pues depende de lo que haya que hacer para sobrevivir y de qué manera este acto puede afectar de forma negativa a los demás. Aparecen otros deberes en el librote: la discreción, el respeto, la absoluta libertad de conciencia, la lealtad… Es obvio que, al comparar con la realidad circundante, a la gente le importan un bledo todas esas obligaciones porque vivimos inmersos en una sociedad narcisista en donde lo único ajeno que es tenido en cuenta es lo que se parece a uno mismo. Si son deberes, no son compartidos; ocurre como con las tareas domésticas, me horrorizan y en la medida de lo posible las desdeño (para que se me entienda, Sr. alcalde: «que paso de ellas»), que las haga Rita, la cantaora, pero como la señoRRita Rita no llega, pues que me tocan a mí; total que mi desdén solo sirve para engorrinar más la casa.

 

Dice el mismo libro que hay que cumplir con los mandamientos que son comunes a toda la humanidad: honrar a los padres, no robar, no matar, no codiciar lo ajeno. Algunas culturas hablan del adulterio como grave pecado, y de ir a misa o cosas así. Que cada cual haga lo que crea conveniente, pero a mí me falta un mandamiento que no está escrito: que tus actos y tus palabras sean consecuentes; es decir, que lo que un payo diga sea lo mismo que lo que hace. Y otro que anda por los evangelios: todos los demás son importantes, igual de importantes que tú mismo, —yo diría que más—.

 

¿Qué por qué te doy esta turra? Y yo qué sé. A lo mejor porque estoy convencido de que no harían falta tantos artículos en el código penal, ni tantos jueces opusdeínos; bastaría con que la gente practicara estas pocas cosas para poder vivir mejor, mucho mejor, sin meapilas de cualquier creencia, ni nacionalistas, chorizos, mentirosos, violadores, terroristas…

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress