Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 5 mayo 2018

CAFÉ GIJÓN Y FERIA DEL LIBRO (Por Eduardo Martínez)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Coca Cola en el Café Gijón, en Madrid, con Jesús María Martínez del Rey, periodista y coach de marca personal que desde hace algún tiempo está afinando sus herramientas literarias.

 

[Img #276545]El Café Gijón tiene buen color, con mucha gente. Es un museo, pero un museo vivo. Es decir, en él se respiran todas las grandes plumas que lo vivieron –incluso hay retratos suyos en las paredes-, pero es un galéon que también navega en el presente.

 

A mí me gusta quedar aquí con amigos y colegas. Es la mejor redacción que conozco. Un lugar en el que uno vive lo que escribe, lo piensa, lo dialoga, y cuando llega a casa encuentra que ya está escrito.
    

 

Me dicen en el Café Gijón que hay más “alegría”, alegría económica, en el ambiente. De lo cual me alegro por muchos motivos, por todos los motivos.
    

 

Ahora está, en frente, en el paseo de Recoletos de Madrid la Feria del Libro Antiguo, mis queridos libros usados, antiguos, de segunda mano, que tan feliz me han hecho siempre.
    

 

Jesús María compra un libro de Platón, unos Diálogos, en Austral. Yo le recomiendo, al verlo, un libro que me gustó mucho, el Diario político y sentimental, de Umbral, uno de los libros suyos que prefiero.
    

 

Este libro me lo regaló Umbral el día que nos conocimos, porque era el libro que acababa de publicar. Es un diario lleno de vida, de literatura, de sensibilidad. De política y cultura, pero por dentro, desde dentro. Umbral se convierte en periodista de sí mismo.
    

 

Yo, en esta Feria, antes compraba algunos libros. Ahora encuentro que los que más me gustan ya los tengo, y más bien tomo nota para el futuro. 
    

 

A veces me agobio. He leído demasiado, pienso. Otras veces llego a la conclusión que he hecho lo que más me gustaba, y que bien mirado me ha dado tiempo a todo. Pedro Ruiz, mi amigo Pedro, tiene una frase sobre la vocación que me gusta mucho: “El que tiene una vocación tiene un amor para toda la vida”.
    

 

A mí la vocación me ha dado cultura, estudios, amigos, libros, amores… prosa, verso y periodismo, una gran felicidad. Aunque nada es perfecto.
    

 

El Café Gijón está en mi vocación, la Feria del Libro de Recoletos, como la del Retiro, también; Jesús María, que me presentó cuando di una conferencia sobre la palabra para Knowsquare en el Centro de Innovación del BBVA, con su interés siempre renovado por la escritura, también está en mi vocación.
    

Lo bueno, lo muy bueno, de seguirla, es que todo lo que uno hace tiene sentido, confluye. Hacia el futuro.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress