Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 9 mayo 2018

MADRID, REAL Y VIRTUAL (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Estreno cuaderno y me lanzo a escribir un nuevo artículo, esta vez sobre Madrid, la ciudad en la que nací, la ciudad de la que renegué, literariamente hablando –no me gustaba, no me sentía cómodo en ella-, y el lugar del mundo en el que tuve que adaptarme para resucitar como escritor y como ciudadano.


    

[Img #277147]Ahora vivo en Madrid, trabajo en Madrid, disfruto de Madrid.
    

 

Cada vez la conozco mejor. Me estoy haciendo a ella como la mano se hace al guante, o los pies a unos zapatos nuevos, pues al principio me costó, mucho.
    

 

Llevo viviendo en Madrid unos siete años. Cuando vivía en las afueras, en una urbanización donde parecía que siempre era primavera, llamada Montepríncipe, entre Pozuelo y Boadilla del Monte, Madrid me daba miedo. Tanta gente, tanto coche, tanto humo. Me parecía, además, una ciudad sucia, un lugar hostil.
    

 

Pero me he acostumbrado, y todo eso se ha trocado en belleza, en oportunidad, en interés. Para trabajar, para conocer gente, para ir a actos culturales, es lo mejor.
    

 

Cibeles, paseo del Prado, paseo Recoletos, Castellana, Puerta del Sol, Gran Vía, Plaza de España, Princesa, Moncloa, bajos de Moncloa, Argüelles, Bilbao, Alonso Martínez… Infinitas calles, plazas, espacios. Ya tengo un recuerdo, muchos recuerdos, asociados a muchos lugares, rincones de Madrid. En realidad me he hecho a Madrid, la he cortado a mi medida, como Garcilaso decía de su alma y de su amada.
    

 

Me gusta caminar por sus calles, investigarlas, hacer fotos con mis ojos y mi memoria. Ahora que escribo sobre ella la veo en mi interior, como una película, una gran película. Apasionante. 
    

 

Madrid es muy generosa, da mucho, a todos, gente de toda España e incluso gente de todo el mundo, pero también se lo ha dado, nos lo ha dado, a los escritores.

 

Siempre, o casi siempre, las plumas españolas han querido triunfar en Madrid. Ignoro, no lo sé nada bien, en qué consiste triunfar literariamente hoy, pero en ello seguro que Madrid tiene algo, mucho que ver. Madrid e Internet, como dos espacios entre la realidad y la virtualidad, dos espacios en los que el verso y la prosa potencian cada paso, cada movimiento, que da el escritor, español y universal, en el mundo de la literatura, sin fronteras.
    

 

Tal vez ahora que lo pienso escribiendo sobre Madrid, Internet sea el espacio natural, virtual y onírico, entre la realidad y la ficción, de la literatura. El espacio perfecto al cual pertenecen, ya digo, de forma natural, todo lo que se escribe.
    

 

Y Madrid siempre tendrá en ello un gran protagonismo, pues Madrid, como decía Francisco Umbral, es un género literario. Espero que este modesto artículo haya vuelto a demostrarlo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress