Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 15 mayo 2018

SOBRE EL DÍA INTERNACIONAL DE LAS FAMILIAS (Por Rafa Montilla)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | ELDIAdigital 0 Comentarios

Hablar de Familias con mayúsculas es una cuestión urgente ante la decadencia social actual. El Día Internacional de la Familias, se celebra cada 15 de mayo. Con su implantación por la ONU, a comienzos de los años noventa, se pretendía crear y mejorar la concepción sobre las familias, sus problemas y sus necesidades, así como de las formas eficaces de satisfacer dichas necesidades. Sin embargo, el sentimiento familiar se ha deteriorado hasta límites nunca sospechados. La crisis de identidad personal y social puede provocar su desaparición a medio plazo.

[Img #278253]

 

Durante los años sesenta, la rebeldía juvenil se identificó con las protestas del mayo francés, principalmente a nivel político. El surgimiento de los movimientos pacifistas californianos, fue el detonante que revolucionó la idea de unidad familiar. Estos hechos pueden calificarse como los primeros toques de atención hacia la destrucción de la convivencia familiar como tradicionalmente era conceptualizada. En España, ambos cambios sociales, pasaron sin pena ni gloria hasta finales de los años setenta. Aunque algunos colectivos juveniles comenzaron sus andanzas en aquellos años, el estamento familiar permanecía inamovible en sus tradiciones. 

 

En 1979 se llevó a cabo la adaptación al cine del musical de Broadway "Hair", dirigida por Milos Forman. En ella se plasma el cambio de pensamiento de un joven de provincias poco antes de incorporarse al servicio militar y marchar a la guerra de Vietnam. Descubrir la vida de los jóvenes del FlowerPower y de los Hippies, junto a su defensa del amor libre, fue toda una revolución para una sociedad como la española que se debatía entre la ilusión y el temor por una desconocida e incipiente democracia. El concepto familiar se vio afectado desde sus raíces más profundas. 

 

Casi al mismo tiempo, las Naciones Unidas comenzaron a centrarse en los temas relacionados con la familia. Así en 1983, y siguiendo las recomendaciones del Consejo Económico y Social, la Comisión de Desarrollo Social, aprobó la resolución 1983/23, sobre la función de la familia en el proceso de desarrollo. Con ella pretendía promover una mayor conciencia de los problemas y las necesidades de la familia, así como de las formas eficaces de satisfacer dichas necesidades. Este sería el germen para la instauración del Día Internacional de las Familias, auspiciado por las Naciones Unidas. Entre sus objetivos principales se encontraba la necesidad de crear una conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia, y en las oportunidades de aprendizaje permanente que existen para niños y jóvenes.

 

Las Naciones Unidas consideran que <<la familia, constituye la unidad básica de la sociedad>>. Bajo esta idea, el Día Internacional de las Familias debería significar una oportunidad para <<reconocer, identificar y analizar cuestiones sociales, económicas y demográficas que afectan a su desenvolvimiento y evolución>>.Durante los veintinueve años transcurridos, el concepto de familia se ha transformado adaptándose a las modas sociales. Su evolución de acuerdo a las tendencias mundiales y a los cambios demográficos, no ha evitado el aumento de la conflictividad en el seno familiar. Por este motivo, se organizan actividades, talleres, conferencias, programas de radio y televisión y un sinfín de variopintas propuestas comunitarias, <<para contribuir al conocimiento de los temas relevantes para el mantenimiento y mejora de la unidad familiar>>.

 

Este año, 2018, la campaña se ha centrado en "las Familias y las Sociedades Inclusivas", <<destacando el papel de las familias y las políticas familiares como elemento importante para el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, que enfatiza la necesidad de construir sociedades pacíficas e inclusivas para lograr un desarrollo sostenible>>. Lamentablemente, los objetivos primarios se diluyen entre los escasos titulares que dirigentes políticos publican en sus tuits. Entre palabras de "falsete buenismo" trasnochado, y poco más. Escasos argumentos copiados de las consignas establecidas por la ONU cada año, sin programas serios que los respalden. Ideas banales que ignoran a las propias familias en la organización de las actividades. Por esto, las noticias de sucesos nos hablan de otra realidad alejada de los carteles publicitarios. 

 

Lejos quedan las FAMILIAS que favorecieron el crecimiento de la humanidad. A pesar de todos sus inconvenientes, favorecían unos sentimientos de unidad y, de apoyo inexistentes en la actualidad. Las comidas y reuniones entre padres, hijos y abuelos o las tardes de paseo por los parques, han dado paso a los mensajes y las fotos por whatsApp. El distanciamiento se hace evidente en cada núcleo familiar. Cada miembro se relaciona de modo distintocon el resto de sus allegados. El grupo de amigos, sobre todo los virtuales, dominan los intereses de los jóvenes, por encima de los familiares. Así, la sociedad se ha visto obligada a inventar nuevas formas de familia que suplanten a las tradicionales. 

 


Por necesidad, por rebeldía o por imposición, las nuevas familias han roto la calma familiar. Los sentimientos y el amor fraternal, y la familia no puede existir sin ellos, poco a poco han ido dando paso a ideas intimistas individualizadas. La destrucción de la familia tradicional se siente como una necesidad para los movimientos revolucionarios que no tienen mejores objetivos para el futuro que la propia destrucción de la sociedad actual. Ante esta situación, quienes defienden el núcleo familiar íntimo, son tachados de retrogradados, fachas, involucionistas, o carcas. Todo menos los padres, madres, hermanos, primos, tíos, abuelos... que siempre han representado el amor filial, el apoyo moral, físico, sentimental y psicológico, o el sentimiento de seguridad que representa la unidad familiar para los seres humanos, sin distinción alguna. Llegados a este punto, parece evidente que, mientras permanezca existiendo la necesidad de tener "un día al año" para recordarnos que la convivencia en el núcleo familiar debe ser pacífica, humana, y respetuosa, tan sólo será un indicativo del fracaso de las campañas gubernamentales y políticas que se llevan a cabo en este sentido.
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress