Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 17 mayo 2018

LA LUZ DEL BLOG (Por Eduardo Martínez)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Me levanto muy temprano por las mañanas. A veces pienso que me levanto demasiado temprano y deseo con todas mis fuerzas que sea bueno aquel dicho español de que “Al que madruga Dios le ayuda”, y en cambio no lo sea aquel otro que dice “No por mucho madrugar amanece más temprano”.

 

[Img #278642]Por lo visto los ingleses tienen otro que dice algo así: “El pájaro que se levanta antes primero se lleva el gusano”. Se lo oí en una clase de radio a Vaughan y me gustó mucho.

 


Yo me despierto muy temprano, antes del alba, como un monje de la prosa, del periodismo, del conocimiento, sí. También del verso. 

 


Del trabajo y de la vida.

 


Leo mis libros, leo el periódico, pongo orden en mí mismo y en mi vida. Escribo.

 


Durante mucho tiempo no madrugué, pero desde hace años sí lo hago y estoy muy contento.

 


A veces escribo poesía y me siento como un monje de la poesía. Ahora, desde que escribo este blog, estoy más abierto al mundo, a la actualidad, llevándola a mi propia vida, a mi interior, y mi interior y mi propia vida al exterior, a la actualidad.

 


También suelo hacer deporte, ejercicio, porque creo en aquello de “mens sana in corpore sano” y porque me gusta tener mejor aspecto, estar en forma.

 


No siempre me gusta madrugar tanto porque tu ritmo de vida puede ser muy diferente al del resto del mundo, pero es verdad que te puede dar una cierta ventaja, o mucha ventaja, respecto al resto del mundo, o el resto del mundo que no madrugue.

 


Me considero una persona trabajadora, constante, con voluntad. Considero este blog como un diario abierto, entre lo íntimo y lo público, entre la columna periodística y el cuaderno personal.

 


Saramago, que durante seis meses hizo un blog maravilloso, decía que el blog iluminaba la vida de su autor y que ésa era su virtud.

 


A mí me la está iluminando. Yo voy con mi blog a todas partes, pero sin darme cuenta de ello, sin que me pese. Llega un momento en que me doy cuenta: “Esto podría escribirlo…”
    

 

La clave está en vivir y escribir, al alimón, pero sin que escribir perjudique mi vida, todo lo contrario, que la potencie.
    

 

La escritura da coherencia a la vida, la realza, le da potencia, si me permitís la expresión. Cuando uno lleva un diario y lo lee, pasado el tiempo, ve que su vida, como diría Trapiello, tiene mucho de novela, de “novela en marcha”, y yo diría también que de ensayo, por la profundidad de los textos, y de crónica, por su dinamismo.
    

 

En fin, que en el blog yo siento que entra el aire de la vida y de los lectores, y que sus páginas les transmiten algo, es posible que importante, al exterior, a sus lectores.
    

 

Efectivamente, estoy con mi querido Saramago: el blog tiene la virtud de iluminar la vida de su autor.
    

 

Ojalá se la iluminara, al menos un poco, a sus lectores.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress