Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 18 mayo 2018

PARTICIPACIONES PREFERENTES (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Nunca una palabra terminó por representar algo tan opuesto a lo que originalmente significa. Preferente es aquello que goza de un lugar prioritario o de superioridad sobre otros; en los aforos de un recinto por ejemplo, hace referencia a las primeras filas. Sin embargo, aplicado este concepto a lo que acabaron siendo las Participaciones Preferentes…la inversión en el orden se hizo patente. De ser las primeras pasaron a ser las últimas.

 

 

[Img #278862]La Audiencia Nacional no ha contemplado ánimo de estafar en la venta de las Participaciones Preferentes emitidas en su día por Caja Madrid y Bancaja. Sin embargo ha dejado abierta la vía civil al admitir deficiencias en su comercialización. 

 


Antes de nada me voy a permitir describir muy sucintamente en qué siguen consistiendo las Participaciones Preferentes. 1º.Son productos financieros que carecen de un vencimiento determinado; y si lo tienen es porque el vendedor,  (entidad financiera), no así quien las compra (cliente), lo quiere y siempre a partir del quinto año. 2º Al contrario de las acciones, las participaciones no suponen derechos de propiedad sobre la entidadque las emite y el pago de los intereses pactados está condicionado a la obtención de beneficios de la emisora. 3º, y de ahí lo de preferentes, en caso de concurso de acreedores, la posición delospreferentistas se encuentra justo delante de los accionistas en el caso que los hubiere. 4º Si la entidad quiebra, el dinero invertido en ellas se pierde ya que forma parte de su capital social.

 


El producto. Si analizan el contenido de lo que son las Preferentes, verán que hay en ellas tres cuestiones que tienen más peligro que un mono con pistolas. La primera es la indeterminación del plazo,la segunda que los intereses se pagan siempre y cuando la entidad emisora obtenga beneficios y la tercera que en caso de quiebra el dinero invertido se evapora.

 


Para contrarrestar su indeterminación en el plazo, a este producto se le otorga una altísima rentabilidad, muy superior a la que existe en el mercado para productos de ahorro. Así,de un lado se trasmite al cliente que las compra la satisfacción de tener invertido el dinero en un producto altamente rentable por mucho tiempo sin estar por tanto sometido a los vaivenes del mercado y además con la garantía de una entidad solvente y por otro,se aminora el riesgo de que cualquierotra entidad contraataque con un producto que consiga captar el dinero invertido.

 


La segundacuestión son las relativas a los intereses y el capital. Aunque la letra pequeña, que en este producto es casi tan extensa como El Quijote, diga que los intereses se abonarán siempre que la, entidad emisora obtenga beneficios, el hecho de dejar de tenerlos se antoja tan impensable como que siendo las doce del mediodía, el sol se vaya a ocultar dentro de media hora. Y la tercera, quien puede pensar en que una entidad de primer orden pueda quebrar.

 


Su complejidad: Las Participaciones Preferentes, no tienen en sí mismas demasiada complejidad. Lo que la confiere son los “efectos secundarios”, los condicionantes que la acompañan a la hora de venderlas, la letra pequeña. Lejos de ello, tal fue la fiebre por hacerse con estos títulos que había cola para adquirirlos en el mercado secundario una vez cubiertas las emisiones, a más del cien por cien de su valor. Comprabas caro, pero el interés tan elevado compensaba el desembolso inicial. Cuando la entidad dejó de pagar intereses…el mercado secundario dejó de funcionar ipso facto como es natural.

 


Lo que oculta. Cuando alguien adquiere un producto de estas características ignora porqué una entidad se lo vende. Normalmente lo hace como refería más arriba porque anda escasa de liquidez y tiene que hacerse con ella a base de ingresar recursos. Como no existe compromiso de devolución en un plazo determinado ese dinero puede estar formando parte del capital de manera perpetua. Lo que sucede es que la alta rentabilidad la convierte en un pasivo muy caro de pagar y por eso en cuanto la entidad vuelve a tener más solvencia las amortiza.

 


El estallido de las Preferentes comenzó cuando la entidad dejó de obtener beneficios y en consecuencia dejó de abonar intereses. El cliente quedó alucinado porque no podía creer que una entidad como Caja Madriddejara de ganar dinero….que no solvencia patrimonial, que es otra cosa. Y menos que estuviera técnicamente quebrada con lo que ya no solo no cobraría intereses, sino que perdería el capital invertido.

 


¿Estafa? No, ¿Deficiencias y falta de claridad en la comercialización? Por supuesto que sí.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress