Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 22 mayo 2018

RECUERDO DE ADOLFO SUÁREZ (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Yo quería hacer un recuerdo de Adolfo Suárez, aunque fuera pequeño. Pero quería que quedara bien.


    

[Img #279333]Y me decía: “¿Pero cómo vas a escribir algo sobre Adolfo Suárez si no lo conociste, si no lo has estudiado, si sabes tan poco de él”.
    

 

Sé lo suficiente. Para lo que quiero hacer sé lo suficiente. Y lo quiero y admiro, a Suárez, porque creo que los españoles le debemos mucho y me parece un personaje entrañable.
    

 

Cuando era niño le imitaba. Le imitaba a él y a otros políticos, como a Fraga. Se me daba bien, tenía talento para eso.
    

 

Luego he sabido más de él. Por Umbral, por sus escritos y por sus palabras orales; por Pedro J. Ramírez, que me hizo una semblanza, o una síntesis del personaje, en su despacho cuando hacía Pedro J. Tinta en las venas.
    

 

Hace poco vi su discurso de recepción del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, que me maravilló por la soltura de Suárez.
    

 

Cuando le tocó hablar cogió los papeles del suelo, al pie de la silla. 
    

 

Luego se encaminó al atril. 
    

 

Una vez allí sacó sus gafas, sin funda, del bolsillo interior de la chaqueta. Las limpió, ojo, con la corbata… Se las puso y empezó su discurso.
    

 

Precioso.
    

 

Y hace un rato he terminado un programa que dio Televisión Española cuando murió (si no me equivoco): “Adolfo Suárez. Mi historia”, que me ha emocionado mucho.
    

 

Me parece no sólo eso que se llama “un político de raza”, sino un hombre bueno. Profundamente bueno.
    

 

Creo que es un ejemplo no sólo para los políticos españoles, sino para todos los españoles, y, en cuanto a esa calidad humana, a todos los hombres que puedan ver en él un ejemplo o un modelo.
    

 

Que tenía defectos, que cometió errores… sin duda. Como todos los seres humanos.
    

 

Y nada más, yo quería tener un detalle con él, un recuerdo, de quien tanto nos dio.
    

 

Él se llamó servidor de España y de los españoles. Y lo fue. Y eso merece un gran homenaje, aunque entre en estas cuartillas tan pequeñas.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress