Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 29 mayo 2018

LA VERDAD EN LAS COMUNICACIONES (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Con ocasión de la 52 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en la Ascensión del Señor el 13-V-2018, el Papa Francisco ha dirigido un oportuno Mensaje, a los comunicadores y a cuantos reciben las noticias que circulan por el mundo. Parte de la afirmación evangélica “La verdad os hará libres”(Jn 8,32) llamando la atención sobre las falsas noticias que circulan por el mundo.

 

 

[Img #279708]En el proyecto de Dios, la  comunicación humana es esencial para vivir en la comunión que necesita el ser humano, para expresar y compartir la verdad, el bien y la belleza, por ser imagen y semejanza del Creador, y para  expresar su experiencia y construir la memoria  histórica de los acontecimientos. Pero por egoísmo y orgullo, el hombre por el mal, altera personal y colectivamente su  fidelidad a Dios, tergiversa la búsqueda de la verdad  necesaria para el bien.

 


En el mundo corren muchas noticias falsas, verosímiles y difíciles de detectar en las comunicaciones, por su camuflaje y mimetismo, que  llevan a la desinformación y a desacreditar al otro, se promueven actitudes intolerantes, que extienden el mal, el odio y la arrogancia, que  conducen a la falsedad. Pero no nos  libramos de responsabilidad y de hacer frente a las falsedades. La desinformación se funda en ellas y en evasiones, sutilmente engañosas, que usan mecanismos refinados para ocultar la verdad. Por eso urge educar para aprender a leer, valorando las informaciones en su contexto. Son laudables las  instituciones jurídicas que concretan las normas y criterios de verificación en las identidades  del campo digital. Hay que desenmascarar la llamada “lógica de la serpiente”  camuflada para atrapar sus  presas. Se necesita leer el Capítulo del Gn. 3,1, sobre el pecado de Adán y Eva, engañados por  el diablo, que como padre de la mentira (Jn.8,44) usa el camuflaje más insidioso en el corazón del hombre, con argumentaciones falsas  y atrayentes de apariencias creíbles. En realidad en el (Gn,3,1) se le dice no comerás de ningún árbol, sino solamente de uno “del conocimiento del bien y del mal”; y engañada Eva, esta indujo a Adán con el deseo de ser como Dios, trampa engañosa que desató las pasiones que pervierten a la  humanidad cayendo en  las tentaciones.

 


Pero frente a ellas está en el Evangelio: “La verdad os hará libres”(Jn.8.32). “Quien se miente a sí mismo, asume sus mentiras y las emplea en las relaciones personales, familiares y sociopolíticas, pervierte la capacidad de amarse a sí mismo y de amar a los demás. La verdad no es solamente  iluminar la oscuridad y desvelar lo que está escondido. La verdad tiene que ver con la vida entera, con el conocimiento de Dios y el proyecto de salvación del  hombre, según el sentido de la liturgia, con la alegría y la confianza en Dios, infundida por el Espíritu Santo en la Iglesia y en las personas, gracias a la mediación de Cristo que para nosotros es “Ley .modelo y promesa” Así la liberación de la falsedad y la búsqueda de la verdad en todas las actividades y relaciones humanas, permite liberarse de equivocaciones, errores y pecados que pesan en la conciencia

 


La paz es la verdadera  noticia que necesita el mundo, y más cuando marcha en dirección  contraria. El pecado y la falsedad pesan mucho en la sociedad y son múltiples  los intereses que promueven los males. El periodismo y los periodistas deben y pueden  promover el bien de la paz y de la concordia, indagar la verdad y siendo sus grandes  propagadores. Amar a Dios y al hombre es el gran mandamiento, sabiendo que decir la verdad es la primera forma de amar, y como la llamada  permanente en un mundo donde la falsedad y la mentira aspiran a gobernarlo todo. Afortunadamente la realidad y la verdad en la vida y la historia, son más poderosas que los males, aunque estos sean más ruidosos. El Papa termina, “Tú que eres fiel y digno de confianza, haz de nuestras palabras semillas para el bien, frente a confusión y la mentira”

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress