Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 27 mayo 2018

¿QUIÉN PIENSA HOY? (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

[Img #280130]Que atravesamos una época de “laicidad” es algo que parece evidente. El hombre de hoy está entusiasmado con el alcance de sus posibilidades y en esta especie de enamoramiento de sí mismo ha empezado a dar de lado a todo lo que no tiene origen en su inteligencia.

 

No obstante nuestra historia está llena de líderes espirituales quienes a través de consejos que podríamos calificar como pedagógicos han intentado aportar alguna luz a situaciones que se dan continuamente en esa misma sociedad que se cree autosuficiente. Uno de los géneros más conocidos son las parábolas o sucesos inventados por el pedagogo pero que tienen un propósito de enseñanza moral.

 

Pues bien, pienso que las parábolas pueden tener también una lectura y una enseñanza sociopolítica indudable. Parábolas como la de los talentos o la del sembrador, pueden constituir escenificaciones muy plásticas sobre lo que supone el aprovechamiento de las facultades y bienes que el hombre ha heredado y hoy posee.

 

A medida que la sociedad está más evolucionada, más desarrollada, demanda mayor calidad en los comportamientos de sus miembros como no puede ser de otra manera. Sin embargo no todos los que la conformamos aprovechamos de manera correcta los sabrosos frutos de la semilla que ese desarrollo nos proporciona. La democracia y la libertad con todas las ventajas que conllevan, son algunas de las semillas más preciadas para cualquier suelo, para cualquier sociedad. Pero sucede que una semilla de calidad ha de ser acogida en un suelo preparado, fértil y profundo. Si la semilla, por buena que sea cae en el camino, en terreno pedregoso o infectado de malas hierbas, si la semilla cae en  tierra seca, poco profunda y no la abonamos y regamos a diario con acciones convenientes, si no procuramos extirpar las malas hierbas que la ahogan, su calidad podrá estar certificada con gran poder de germinación pero la cosecha, si es que llega a término, será deplorable.

 

En una sociedad se recoge lo que se siembra. No puede conducir a engaño que sembrando ideales nobles y justos éstos se vean aminorados y abortados por no ser acogidos por una tierra, por una sociedad preparada para que la semilla germine y crezca fuerte y sana. Hace unas fechas tuve la ocasión de hablar en público sobre la crisis actual. La cosa iba sobre la crisis económica, sus causas y sus víctimas. Tras reflexionar durante varios días preparando la charla, examinando las causas que habían provocado esta crisis, llegué a la conclusión de que las causas eran varias pero que la causa última había sido y sigue siendo una fuerte crisis de valores internos o dicho de otra manera una escalofriante crisis de cultura.

 

Porque la cultura es aquello que nos procura la humedad, lo que da vida a cualquier sociedad, lo que transforma un mercado de ignorantes en una escuela de saber. Resulta bochornoso que día tras día una gran mayoría de personas con capacidad y oportunidad para pensar, dediquen su tiempo a vegetar, a satisfacer el instinto sin dedicar ni un solo momento a procurar rentabilizar o a poner en práctica los talentos recibidos, su nivel de conocimientos. Trabajar mucho para disfrutar mucho, triste historia ésta cual parábola de unos seres dando vueltas a una noria. ¿Quién piensa hoy? ¿Quién dedica algún tiempo de sus vidas a buscar soluciones a los problemas actuales? ¿Quién se pregunta el porqué de todo esto? Luego nos extrañamos de que esto no funciona, pero ¿Quién siembra “semillas certificadas” en el suelo de nuestra mente y  nuestro corazón?

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress