Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 1 junio 2018

TIEMPOS NUEVOS (Por Francisco Page)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

He visto el debate de la moción de censura, o casi. Estoy disfrutando del campo reverdecido, de los lirios amarillos que acaban de florecer en mi casa, del olor nauseabundo de una vaquería que ha vuelto a las andadas. He visto el debate, pero poco.

 

 

[Img #281309]Se supone que tengo que opinar sobre la exaltación de Sánchez a la Presidencia del Gobierno. No me sale, en realidad no soy analista político, además hoy no me apetece.

 

Tengo un problema —más de uno—, he aprendido a costa de guantazos a no forjar ídolos de carne y hueso, no lo haré. En el género humano persiste como enfermedad crónica la ambición, la traición y el odio. No soy ajeno a esa condición, pero me estoy curando con una estrategia sorprendente, en una especie de ascesis interior que se llama aislamiento. No me fío de Sánchez, ni de Bono, ni de Guerra (al que tanto admiro), pero respeto las decisiones de un modelo democrático que tiene tantas carencias.

 

Empieza un tiempo nuevo, o no. Muchos se forjarán grandes esperanzas, otros perderán el sustento; la rueda de la fortuna gira alocada y nadie sabe qué le depara el destino. Todas las televisiones retransmiten la gloria del nuevo presidente. Los diputados socialistas que han torcido tantas veces el morro cuando hablaba Sánchez aplauden enfervorizados, besan y abrazan al nuevo héroe con la única intención de seguir subidos en el macho.

 

Debe de ser la astenia primaveral o esa maldita leche de almendras, pero estoy triste, me da pena cuando un ídolo pierde sus pies de barro. Pobre Rajoy, con lo que ha hecho por España, esa España que se pronuncia con una /p/ explosiva, casi como un tiro. Todo emociones: alegría, tristeza, recelo.  Cómo ha salvado a los bancos, de qué manera ha protegido a los poderosos. El primo de Rivera llora, también se le llena la boca de «pes» oclusivas, babosas; ha decidido que España es lo que a él le salga de los huevos.

 

¿Y Sánchez? Los jarrones chinos se le abrazarán a los pies para impedirle que se mueva, usando los mismos argumentos de la derecha cavernaria. Le mandaré a Pedro una estampita de San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, por si le sirve de algo, aunque no lo creo.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress