Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 3 junio 2018

PREOCUPACIÓN POR ESPAÑA (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

[Img #281456]

 

Me preocupa España. Decía Unamuno que le dolía España. A mí me ha dolido, y mucho, y me dolerá. Pero ahora no, ahora me preocupa.

 


 Me preocupa un país en el que se dice que la economía va bien, y en general lo dicen lo que tienen más, o tienen bastante, pero lo dicen menos, o no lo dicen, los que tienen menos, o tienen poco. Aunque sí creo que la situación haya mejorado, y recuerdo cómo hace unas cuantas Ferias del Libro, no muchas, la gente no tenía dinero para comprar libros, y ahora no sólo tiene más dinero sino que tiene ganas de comprarlos.

 


 Pero me preocupa un país –ya lo he dicho en alguna ocasión- que sus integrantes lo aman poco, en general, o lo valoran poco, cuando los extranjeros –más imparciales, supongo-, sí que lo valoran y aprecian, y a veces yo diría que lo aman. Nadie fue profeta en su tierra: España no es profeta en la misma España.

 


 Es decir, me preocupa un país en el que muchos españoles no aman o valoran su país y por lo tanto, supongo, no se aman o valoran a sí mismos.

 


 Me preocupa un país en el que muchos no quieren pertenecer a ese país.

 


 Un país de política inestable, con muchos casos de corrupción, con nacionalismos importantes.

 


 Me preocupo por mi país, por su futuro. ¿Qué podemos hacer para elaborar este proyecto, para continuar con acierto esta construcción en proceso que es España?

 


 España, de riquísima Historia –con muchos errores, por supuesto-, de magnífica, maravillosa cultura –nadie la discutiría.

 


 Pero la verdad es que no me quedo aquí, no me quedo en la preocupación. No dejo de sentir un gran optimismo por España, un optimismo quizá injustificado, un optimismo tal vez apoyado en esa Historia que tanto me apasiona, en esa Cultura que tanto valoro, o en tantos españoles a los que quiero y admiro. De hoy y de siempre.

 


 ¿Cómo haremos para realizar la cuadratura del círculo? ¿Cambiaremos el modelo del Estado para que todos entren en él? Confieso que no conozco tanto sobre política, Derecho, Leyes. Soy simplemente un escritor, pero con ganas de trabajar y de colaborar a que mi país –como yo mismo- tire hacia delante.

 


 Intuyo que vivimos en un momento en que los radicalismos venden más que las palabras moderadas, el catastrofismo tal vez más que el racionalismo o el optimismo.

 


 Yo muestro mi preocupación, grave, por este momento de la Historia de mi país, que por otra parte no creo que sea extraño, porque España vive siempre buscando el equilibrio, siempre como haciendo equilibrismos sobre un alambre, buscándose a sí misma, cuando ella ya es tan rica y maravillosa en sí misma.

 


 Yo estoy orgulloso de mi país. Pero no puedo ocultar mi preocupación, tampoco mi esperanza.

 


 Y mis ganas de hacer lo que pueda para ayudar.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress