Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 13 julio 2018

EL ZORRO CAZADOR (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

El zorro es un animal protagonista de muchas historias. Desde películas con presupuestos muy distintos hasta cuentos infantiles con su moraleja y todo, donde su astucia casi siempre lo hacía salvarse de cualquier situación de peligro o lograr lo que pretendía. El zorro es el prototipo de la sagacidad. Y en esta historia, que historia ha sido, también.

 

 

[Img #287905]En algunos rincones de la tierra está muy arraigada su caza a veces para salvaguardar a los animales de granja pero en otros sitios como puro deporte de caza sin más.En el primer caso el zorro acepta la lucha porque es una guerra, pero en el segundo, eso de tirarle por tirar, es algo que la raposa no soporta pues atañe a su dignidad. 
Aquí, en nuestro país su caza sigue estando permitida y bien que lo sentimos los agricultores que vemos como los conejos se apoderan de las tiernas siembras. Pero bueno, eso es otro tema.

 


En esta historia se dan dos circunstancias, la astucia del zorro pero también la majadería del cazador. Me cuenta un cazador amigo que un compañero de afición fue cazado por el tiro del zorro al que pretendía abatir en tierras rumanas. Algo así como un alguacil, alguacilado.Al decírmelo me quedé perplejo; que los zorros vayan armados de escopetas es algo muy novedoso aunque tal y como están los tiempos puede ser que los animalitos hayan querido pasar a la acción cansados de tanto ataque o bien que alguna asociación protectora de su pervivencia los haya aleccionado dándoles la idea. No es el caso pues ni el zorro llevaba armas, ni pertenecía a ningún colectivo ecologista, simplemente que aprovechó la torpeza del cazador para atizarle en sus posaderas. 

 


La escena sucedió de esta manera, El disparo del cazador dejó herido al animal no teniendo después mejor idea que ir a rematarlo como hacen los monteros con el jabalí, pero de una manera chapucera; el cazador, al carecerde más cartuchos o por eso de ahorrar, no se sabe, que estamos en una crisis muy malita, intentó, ya digo, rematarlo con la culata de su rifle y fue en ese momento cuando la raposa utilizó su astucia. Metió su patita en el gatillo y el mismo cazador hizo el resto. El culo como un colador.

 


La cosa terminó con el zorro saliendo por patas y el cazador también para llegar al hospital más cercano, eso sí, sin poder utilizar el coche, que la cosa y el trasero no estabancomo para sentarse precisamente…A lo mejor y para colmo de cachondeo fue el mismo zorro quien se ofreció a llevarlo, porque si un zorro sabe disparar, ¿no va a saber también conducir? Es lo que tiene la astucia.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress