Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 18 julio 2018
Economía

Tres de cada cien empleos en CLM son en el sector de la alimentación

Marcar como favorita Enviar por email
REGIÓN | ELDIAdigital 0 Comentarios

El empleo en el sector de la alimentación en Castilla-La Mancha representa ya un 3,1% del total de empleos, frente al 0,9% del año anterior, lo que supone un incremento de 2,2 puntos porcentuales en tan solo doce meses. El buen comportamiento del mercado hace que las previsiones de Adecco Alimentación sean optimistas de cara a los próximos 4 años: un crecimiento interanual del 1,5%.

[Img #288379]

 

En la actualidad, el conjunto de actividades que integran el sistema agroalimentario español (producción primaria, transformación, transporte y distribución) supone ya una aportación a la economía de nuestro país que supera el 2,7% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 16,8% del Valor Agregado Bruto (VAB) de la industria, adquiriendo así un peso cada vez más relevante. 

 

La evolución del sector agroalimentario en los últimos tres años ha sido muy positiva, pues ha crecido un 1,3% interanual debido, fundamentalmente, al aumento del valor en las fases de producción y de la industria alimentaria. 

 

Teniendo en cuenta este crecimiento que ha experimentado el sector en los últimos tiempos, Adecco, líder mundial en RR.HH., a través de su división especializada Adecco Alimentación, ha querido realizar una radiografía del sector y de su impacto en el empleo, así como una previsión de cómo será su evolución en el futuro. 

 

Entre las principales conclusiones que pueden extraerse de dicho análisis destaca la positiva evolución prevista en materia de contratación, pues previsiblemente el empleo en la alimentación crecerá a un ritmo del +1,5% interanual. Entre los diferentes profesionales que demandarán las empresas del sector despuntan los técnicos de mantenimiento y los nutricionistas de la industria alimentaria.

 

Los cambios en el sector, fundamentalmente tecnológicos y legislativos, han derivado en una mayor necesidad de profesionales cualificados por parte de las empresas. Lo mismo ha ocurrido con los cambios en los hábitos de consumo de los españoles, que han dado lugar a la creación de empresas especializadas en productos biológicos y/o ecológicos que necesitan trabajadores con mayor especialización e, incluso, departamentos de I+D+i para hacer frente a las demandas de los nuevos consumidores. 

 

Esta necesidad creciente de cualificación ha disparado la demanda de personas con titulación en grados en Nutrición, Dietética y Alimentación y en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural. 

 

 


Una breve radiografía del empleo

El empleo en el sector de la alimentación representa ya un 2,1% del empleo total en España, frente al 0,6% del año anterior, lo que supone un incremento de 1,5 puntos porcentuales en tan solo doce meses. Si nos centramos en la industria, el peso del empleo en la alimentación es del 7,9%, 3,5 puntos más que un año atrás.

 

En Castilla-La Mancha la representación del sector sobre el total del empleo es aún mayor: el 3,1% de las ofertas publicadas en la zona corresponde a puestos de alimentación. Además, esta cifra se ha incrementado en 2,2 puntos porcentuales, desde el 0,9% que representaba hace un año. 

 

Teniendo en cuenta estas cifras tan positivas, las previsiones que se manejan desde Adecco Alimentación van en línea con esta tendencia, pues se prevé que se siga generando empleo y que este crezca al ritmo del +1,5% interanual en los próximos cuatro años. 

 

Como ya vimos en el Informe sobre la edad en las ofertas de empleo, el sector alimentario solicita profesionales de 32 años de media, edad que ha descendido interanualmente en 0,4 años. En concreto, el mayor grueso de ofertas de empleo se concentra en los candidatos de entre 26 y 30 años, que conforman el 34,9% del total, y en los de edades comprendidas entre los 21 y los 25 años (30,4%). Al igual que en otros sectores, los mayores de 46 años son los más perjudicados, pues solo un 0,9% de las ofertas se dirige a ellos. 

 

 


Los perfiles más demandados

Varios son los tipos de profesionales que la industria alimentaria incorpora habitualmente y cuya demanda se incrementará en los próximos años, especialmente en dos posiciones que serán estratégicas:

 

Técnico de mantenimiento


El técnico de mantenimiento es la persona encargada de la carga y descarga, del manejo de carretillas, del mantenimiento correctivo y de la maquinaria.

 


En la actualidad, el técnico de mantenimiento es uno de los perfiles más demandados, como ya adelantamos en el último informe Dónde encontrar empleo si estás en paro. Se trata de un perfil muy deficitario, pues requiere de una mayor formación que otros perfiles del sector. De hecho, para este puesto se solicita una FP1 o Técnico Medio en Electricidad y Electrónica o una FP1 o Técnico Medio en Instalación y Mantenimiento. 

 

También la experiencia es importante para las empresas y estas solicitan a estos candidatos entre 2 y 5 años de media en puestos similares. 

 

La implicación, el compromiso, la responsabilidad, la orientación a resultados, la planificación y la organización son algunas de las habilidades más valoradas del técnico de mantenimiento. 

 

La retribución media para estos profesionales es de entre 24.000 y 28.000 euros brutos anuales.

 

 

Nutricionista en la industria alimentaria

 

El nutricionista en la industria alimentaria es otro de los perfiles más solicitados. Se trata de un profesional dirigido a la industria de elaboración de alimentos, a laboratorios de control de calidad de los alimentos, a los departamentos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y a la formación en alimentación y nutrición para los empleados de una empresa. 

 

La demanda de estos perfiles, así como, en general, de los profesionales cualificados ha crecido de forma exponencial dentro del sector alimentario. En este caso, la retribución media bruta anual es de entre 21.000 y 42.000 euros dependiendo de la experiencia, funciones y valía del candidato.

 

Para estos puestos se tiene en cuenta la formación complementaria, especialmente aquella que permita conocer las particularidades del sector. En esta línea, los postgrados y los cursos de especialización son muy útiles, pues ofrecen la posibilidad de ampliar los conocimientos en materia legislativa, de calidad o de seguridad alimentaria. 

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress