Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 26 julio 2018

OLVIDAR A DIOS Y SILENCIAR LA CONCIENCIA (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 1 Comentario

Es atropellar y vulnerar derechos fundamentales de las personas. El hombre tiene la obligación y posibilidad de buscar y conocer a Dios, origen y sentido de todo, y procurar su salvación en el mundo y más allá de la muerte; pues ante Dios estamos obligados, pero no coaccionados.

 

 

[Img #289080]Según el Concilio los niños y adolescentes tienen derecho a que se les estimule a apreciar con recta conciencia los valores morales y se les  anime a conocer  y amar a Dios”(GE.3) En consecuencia practicarlo al tiempo que se cursan todas las asignaturas humanas y tecnológicas, con sus calificaciones, y tenerlo en cuenta el curriculum de conocimientos y experiencias, social y laboralmente, es un derecho y una libertad de los padres, a la hora de elegir la escuela para sus hijos; pero no se respeta la libertad y el derecho a la educación de los alumnos y de sus  padres, a elegir la escuela para sus hijos, cuando se olvida y no se tiene en cuenta la Constitución Española del 1978 (27,3). La escuela que es de todos y para todos, es una institución para educar a las personas, donde el Estado regula las tres formas, costeadas total o parcialmente las estatales y concertadas, y las privadas con sus propios medios; pero todas deben armonizarse pedagógicamente, por el bien común y sin monopolios,  respetando la libertad y la calidad de enseñanza, para que los padres puedan elegir 
 

 

La religión en la escuela, no debe ser ni estar discriminada o marginada como un conocimiento inútil; representa y aporta otros conocimientos humanos y necesarios, como el sentido de la vida humana, su trascendencia y camino de salvación eterna.  En la historia, las religiones han sido la argamasa de las culturas. Han motivado las grandes construcciones y  los monumentos funerarios; pasaron del politeísmo al monoteísmo en Egipto y en Mesopotamia; los griegos la tuvieron como eje de su cultura y afirmaron la inmortalidad del alma. Después el cristianismo, con la revelación bíblica y por Cristo resucitado, marcaron el rumbo de Europa, por medio de las cinco grandes naciones más influyentes: España, Francia, Italia, Inglaterra y Alemania. La ciencia tiene el cometido de dominar el mundo y el poder descubrir por ella la grandeza de Dios y de los seres como una velada manifestación del Misterio de Dios. Sin las virtudes que enseñaron los griegos y latinos, el Decálogo Bíblico, el amor a Dios y al prójimo, con las virtudes teologales y morales, las obras de Misericordia, los Dones del Espíritu Santo, el Padre Nuestro y la ejemplaridad de los Santos, faltarían las referencias para la esperanza. En conjunto la gran aportación de la Iglesia a la cultura Occidental y sin ella no tendría el sentido ni la  grandeza  acumulada en su Historia. El cristiano es un ser que cree, espera y ama ¿Puede el hombre construir  su vida y reformar la sociedad, sin estas referencias?

 

Educar y formar al hombre, exige servicios fundamentales 1) La acogida con amor en la familia 2) Ser introducido en una cultura sana, cimentada en experiencias, conocimientos y técnicas 3) Aprender y realizar los trabajos para vivir. 4) Y tener alguna creencia religiosa. Si esto falta pueden llegan desequilibrios en las conductas, realidad de nuestro tiempo. Para trasmitir estas buenas referencias, la Iglesia defiende la familia, fomenta el trabajo y presenta el testimonio de Cristo “ley, modelo y promesa”  Recordemos que la Iglesia asumió lo valioso de la cultura grecolatina, evangelizó a los bárbaros, y tomando lo bueno de sus instituciones, nació en Toledo a, 589 la unión de Iglesia y Estado, cooperando y sin confusión. Los valores religiosos y morales, con  los derechos humanos, la vida, la libertad y la propiedad,  defendidos por los teólogos  de Salamanca, llegaron también a América..Sin recocer, cursar y apreciar lo religioso, es difícil comprender y valorar el arte en Catedrales, Monasterios. Santuarios y Museos  nacionales; y también la vida de tantos  mártires y santos  en  España y en el mundo

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
fernando
Fecha: Jueves, 26 julio 2018 a las 13:53
Dios no existe. Un deseo no construye una realidad.Toda teología es hablar de la nada. La ciencia nos basta para conocer la verdad, y para la imaginación, el arte.

eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress