Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 31 julio 2018

CUIDAR Y DEFENDER LA EDUCACIÓN CRISTIANA (Por Vicente Langreo)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Con ocasión de la institución “Gravíssimun Educationis” creada en 2015 en el aniversario del documento del Vaticano II (GE) sobre la educación, el Papa Francisco ha respondido a la petición de la Congregación para la Educación Católica, que puede resumirse en tres ideas: crear redes, esperanza e identidad, respondiendo a las necesidades de la vida actual y a la trasformación del mundo, teniendo en cuenta la constitución apostólica Veritatis gaudiúm.“Educar es trasformar las personas, que cambiadas con ellas se puede cambiar el mundo

 

[Img #289085]1) Es importante  crear unas redes que impliquen, la reunión de las instituciones escolares y universitarias, para potenciar las iniciativas educativas y de investigación enriquecedoras y favorecer así la eficacia intelectual y cultural. Importa  unir los conocimientos, las ciencias y disciplinas afrontando las relaciones y las consecuencias, mediante espacios y lugares, promoverlas dentro y fuera con ciudadanos de otras culturas, tradiciones y religiones, y que el humanismo cristiano contemple la universalidad del mundo actual. Crear redes es asumir que la escuela es una comunidad que eduque en la que  docentes y estudiantes no se relacionan solo a través del programa didáctico, sino de un horizonte de vida  y experiencia  de vida, en reciprocidad entre las distintas generaciones. Y todo sin perder las raíces. Además  los problemas que afectan al hombre son globales. La educación católica no se reduce a una visión más amplia que une realidades diversas; tiene conciencia de que además, la responsabilidad  moral del hombre se extiende a las generaciones presentes y futuras.
 

 

2) Otra expectativa de la educación, es responder a la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” cuando afirma que no nos dejemos robar la esperanza (nº 86) Los hombres y mujeres de nuestro tiempo, debemos afrontar positivamente los cambios y sufrimientos, sumergidos  con la luz irradiada de promesas y la  realidad de la salvación cristina, y sin perder la esperanza que debemos comunicar al mundo global.”Globalizar la esperanza y sostener la globalización” son compromisos de la Educación católica “Educar al humanismo  solidario” (nº 18 y 19)  La globalización sin esperanza ni horizontes, se expone  a los condiciones  de  intereses  económicos, los del bien común, con tensiones, conflictos y abusos de poder. Los cristinos tenemos que infundir al mundo global, desde una formación intelectual y  moral  que favorezca el bien. La investigación de calidad confiada a las universidades, dada la interdependencia global y por otro lado la fuerza positiva de la historia, incitan a una mayor cohesión y eficacia cuya respuesta induce al desarrollo y a una ecología  integral. Es deseable, dice el Papa, buscar modelos de desarrollo, que sea deseo de auténtica felicidad y no el consumismo. El poder político y la tecnología necesitan cuidar una sana antropología integral.

 

3) Para ser eficaces los proyectos educativos, deben someterse a unos criterios esenciales: la identidad, que exige coherencia y continuidad con la misión escolar, universitaria y de centros de investigación, promovidos y acompañados por la Iglesia, deben estar abiertos a su misión evangelizadora,  con respuestas actualizadas, deben atender a los más  necesitados. Es esencial  la calidad, para iluminar el estudio y la investigación, realizar aquellos puntos interdisciplinares de excelencia, según “Veritatis gaudium”(nª 5)  Y además no puede faltar la atención al bien común de la sociedad y en las diversas culturas, tradiciones y credos, aprovechando la coherencia con la identidad cristiana y el bien común. En todo programa de estudio e investigación educativa, no pueden faltar la atención a la dignidad de la persona humana, la fraternidad universal y que los recursos globales  llegen a todos. En las catequesis sobre los Mandamientos, el Papa enseña que Dios es Creador de todo y que su amor precede a la Ley y le da sentido ( Ecclesia, nº  3.945 de Julio.2018)  

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress