Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 25 julio 2018

EL ÉXITO (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Todo el mundo sabe lo que es el éxito. Todo el mundo lo reconoce. El diccionario de la Real Academia Española, en una de las acepciones de la palabra, habla de lo que recibe una buena aceptación. También habla del “resultado feliz de un negocio, actuación, etc.”


    

[Img #289451]Una persona puede tener éxito, un producto, un deporte, cualquier cosa. En el fondo es lo deseable en la vida de cualquier persona. Pero uno no puede vivir obsesionado con el éxito. En primer lugar porque los fracasos enseñan mucho y conducen al éxito.
    

 

Vivir, la felicidad, es un equilibrio de unas cosas y de otras. La vida es larga, suele serlo –más o menos, claro-, y da para todo. Unas veces tenemos éxito, otras fracasamos… tal vez, como dije, los segundos lleven a los primeros, pero tal vez esto suceda también al revés.
    

 

El problema, uno de ellos, es que el éxito está muy premiado por los demás, o por la sociedad. Pero hay éxitos pequeños y grandes, a corto, medio y largo plazo.
    

 

No se puede confundir la vida con la persecución del éxito, y hay que tener en cuenta que para unos el éxito es una cosa y para otros otra.
    

 

Además hay muchos tipos de éxito, tantos como todo lo que hacemos. ¿Cómo calcularlo? ¿Cómo medirlo? Muchas veces si observamos un fenómeno, una persona, una empresa, vemos éxito, pero al cabo del tiempo, quizá, ya no lo veamos, veamos fracaso.
    

 

Y esto puede cambiar otra vez con el tiempo.
    

 

Ser una buena persona me parece un gran éxito, no sé si muy valorado en nuestra sociedad. Contribuir a la felicidad y al bienestar de nuestros semejantes también me lo parece.
    

 

Hacer lo que nadie quiere hacer, algo muy bueno y positivo, también me parece un gran éxito. Eso es el sacrificio. Lograr algo que nace de lo más profundo, como la vocación, cumplir con ella, me parece un gran éxito. Y no tiene por qué ser fácil, ni mucho menos.
    

 

Alcanzar la felicidad, hacer felices a los demás, sí, llevar una vida lo más intachable posible, rehuir los falsos honores, el relumbrón, a no ser que aporten algo sustancial a nuestra vida y trabajo, y a los demás, me parece un gran éxito.

 

Cuánto me gustaría tener éxito de este modo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress