Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 28 julio 2018

GRACIAS, JULES VERNE (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Estoy disfrutando. Revisito la obra de Jules Verne, uno de los escritores que más me han entusiasmado nunca, en una época en la que uno descubre el mundo, el amor, la vida, incluso el propio cuerpo.


    

 

[Img #289961]Yo leí mucho a Verne con 14 años. Sí, mis tardes adolescentes, muchas de ellas, las llené con los libros de Verne, muchos libros, aunque luego me he dado cuenta de que había muchos más. Escribió más de cien, primero tres al año –por contrato con su editor Hetzel- y después dos al año. Verne publicaba primero en folletón y luego en libro.
    

 

Vendió muchísimo, tuvo un éxito clamoroso. Dicho éxito empezó en Cinco semanas en globo  y ya continuó toda su vida, con traducciones a muchísimos idiomas y una situación acomodada desde la que pudo escribir sin muchas complicaciones. Al menos económicas.
    

 

Se levantaba a las cinco de la mañana aproximadamente. Por las mañanas escribía. Por las tardes leía: se nutría de lo que luego iba a utilizar para escribir. Utilizó sus grandes aficiones, la geografía y la ciencia, para pergeñar sus novelas. Utilizó su imaginación, que se expresó portentosa.
    

 

Verne estaba entregado a su trabajo, gozosamente. Le gustaba mucho escribir.
    

 

Yo he leído, efectivamente, muchas novelas suyas, aunque me gustaría leer muchas más –quiero conocer a muchos otros autores y debo documentarme para mis propios libros-. Mi interés por Verne viene ya de la infancia. Con doce años, aproximadamente, di una pequeña conferencia en clase sobre Julio Verne. Para hacerla me documenté con mis lecturas y con la información que me dio mi tío Eduardo, gran suministrador mío de libros, y hombre también muy interesado por Verne.
    

 

Quiero decir que mi afición por el gran escritor francés viene de largo.
    

 

Ahora me he reenganchado a Verne gracias al libro Viaje al centro de la mente. Ensayos literarios y científicos (2018), que ha traducido y prologado Mauro Armiño para la editorial Páginas de Espuma. 
    

 

Buena parte de la información que he mostrado en este artículo la he sacado de este libro de Verne, delicioso para aquellos interesados en nuestro escritor.
    

 

En este libro vienen “textos olvidados”, esos textos que parecen secundarios pero que para el que conoce al autor en cuestión se tornan en fundamentales: entrevistas, artículos, discursos, ensayos literarios… Son textos que ofrecen claves sobre el escritor y su obra: cómo trabajaba, cómo era su casa, cómo era su personalidad, qué horario seguía.
    

 

A mí me ha gustado mucho este libro. Me lo regaló mi tío, con un poco de complicidad por nuestra común afición –yo creo que es más, mucho más, que afición- por el gran Verne, ese amigo en el tiempo que tenemos tantos lectores, quizá millones, en todo el mundo, a lo largo de los años.
    

 

Verne es inmortal. Cuando uno conoce cómo trabajaba, cómo vivía, como escribía, uno valora todavía más lo que hizo.
    

 

Verne disfrutaba enormemente documentándose, escribiendo sus novelas, corrigiéndolas, primorosamente. Legó el fruto de su entusiasmo, de su inquietud, de su afán, a la posteridad.
    

 

Él dijo, y lo he leído en este libro traducido por Mauro Armiño, que nunca quiso, o pretendió, ser un sabio. Para mí lo es. Cuando leo sus libros, o visito alguna exposición suya –por ejemplo la que le dedicó hace tiempo Telefónica en Madrid-, veo la obra de un sabio. 
    

 

Para mí lo fue.
    

 

Gracias, Jules Verne, por todo lo que nos has dado, y nos sigues dando, en la línea del tiempo, que intuyo sin fin.
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress