Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 2 agosto 2018

AFORISMOS XVII DE JUAN DE PORTOPLANO (Por Jesús Millán)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

[Img #290626]Juan de Mairena y Juan de Portoplano se reunían de vez en cuando, paseaban, tomaban café y algunas pastas, y dejaban que su interior hablase, hablase con su mismo interior, pero en voz alta, y el otro le respondía desde su interior, como si fuese exterior. Y así, intentaban entender y comprender algo de lo exterior y de lo interior. Otras veces, el silencio se apoderaba de ellos, y entonces intentaban que el silencio hablase. ¿Dónde estarán hoy los Juan de Mairena, los Antonio Machado, porque cada generación, por genética y naturaleza y nacimiento hará nacer, unos cuantos, pero otra cosa, es que después crezcan y se desarrollen, otra cosa, es que después, la sociedad los acepte y los reconozca…?

                      

  - No creo que ninguna ideología o filosofía o humanismo o metafísica tenga la verdad absoluta, ni siquiera la verdad total, por lo cual, ningún individuo que crea en una ideología o filosofía o cultura o metafísica tiene la verdad absoluta, tampoco total. Cada sistema ideológico está formado por cientos, si no miles de conceptos e ideas y representaciones mentales y prácticas, por lo cual, puede que algunos tengan más verdades y bondades que otros, pero todos tienen que aprender de todos, para de ese modo, sus propias filosofías e ideologías reduzcan sus puntos erróneos, y aumenten los ciertos y verdaderos y más bondadosos y útiles. Todas las no democracias, las dictaduras, acaban autodestruyéndose porque se niegan a crear puentes, a abrir sus concepciones a otras, y por tanto se produce un anquilosamiento, en multitud de temas y conceptos y prácticas.

 

                        - Existe tal cantidad de potencial lectura, cada día, a cada persona, que quiera, se le ofrece, cientos de miles de páginas escritas, sean en medios de comunicación, sean en forma de informaciones televisivas, radio, Internet, libros, publicidad, etc. Por lo cual, en este momento histórico, los que nos dedicamos a este oficio, aunque no se nos remunere, debemos por respeto a esas personas, plantearle las preguntas y cuestiones, lo más profundas posibles, y al mismo tiempo, lo más sintética posible, sin reducir el contenido, ni complicar el continente.

 

                        - Me imagino que usted, si quisiese tendría hoy, solo hoy acceso a docenas de miles de artículos periodísticos, y yo me digo, por qué va a leer y pensar usted un artículo mío. Cuándo tiene el acceso a través de Internet a miles de periódicos, en todas las lenguas, y a docenas de miles de artículos periodísticos sobre todos los temas. ¿Qué le puedo ofrecer yo? Simplemente, no creo que no más que nadie, que los otros miles de articulistas en el mundo, pero si intento, no engañarme a mi mismo, para no engañarle a usted, si intento no autodirigirse a mi mismo en una ideología, para no meterle a usted en ninguna ideología, intento hacerme preguntas y recoger datos, para así mismo intentar yo, avanzar en caminos de mayor certeza y de mayor verdad, muchas veces, en contra de ideas que he ido acumulando durante lustros, para de ese modo, tampoco equivocarle a usted, y sobretodo que usted añada a cada artículo sus respuestas y sus preguntas. Y para terminar esta frase-fragmento, intentar que usted se haga preguntas, para que alguna vez, me las haga usted a mi mismo. Yo no escribo para enseñarle a usted nada, sino para provocarle a usted, para que usted me enseñe a mi, de alguna manera, con sus comentarios abajo, o quizás, con sus posturas, que como una piedra la lanza al lago y te llegan las ondas, de alguna manera o forma.

 

                        - Me habría gustado, debo indicarlo, no debo mentirle, ni engañarle, haber vivido de la filosofía-literatura-arte plástico, de las tres actividades, complementándolas, o al menos de alguna de ellas. Pero no ha sido así. Debo aceptar mi suerte o no tener suficiente talento, he fracasado como pensador-filósofo-pintor-artista-escritor. Esta es la realidad, para mí, no han sido actividades, que por otro lado se completan y complementan, no han sido un hobby, sino un intento de profesionalizar. Ciertamente, combinando siempre con un oficio o profesión que me permitiera sobrevivir. Pero igual que millones de otras personas, no soy solo en el mundo, he fracasado como escritor y como pensador y como filósofo y como artista plástico. Viendo los resultados y la recepción. Le explico esto, para que sepa a que espejo se enfrenta cuándo lee algunas palabras de este escribiente-pensante.

 

                        - ¿A veces, los vástagos y la siguiente generación, siempre están hablando de socializar, pero intentan socializar con los de fuera, y a veces, se les olvida socializar con los de dentro?

 

                        - Estamos insertos en un mar de cambios y conocimientos constantes, y no conocemos los cambios dónde nos llevarán. Está surgiendo un nuevo mundo a y en todos los niveles, aunque como estamos dentro de un barco, no somos capaces de percibir las orillas.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress