Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 26 agosto 2018

EL PREMIO (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

La vida es dura.

Por muy bien que te vaya, por mucha suerte que tengas, es dura.


    

[Img #293470]Vamos caminando, vamos avanzando, realizando actividades. Lo mejor que podemos. Mimando cada palabra, cada hecho, cada actividad. Pero siempre estamos expuestos al error, y éste, aunque nos enseñe y puede que a la larga sea bueno, es duro de digerir.
    

 

Luego estamos rodeados de gente: amigos, familiares, conocidos. 
    

 

Constantemente nos dicen cosas que no nos gustan. Palabras que es necesario digerir, asimilar bien hondo.
    

 

Hay que tener muy claro lo que uno quiere hacer en cada momento, para hacerlo. Para que no te afecte lo que te digan, para seguir adelante, en medio de la tempestad en ocasiones… para soportar el fracaso, para ser digno o generoso y sobrio ante el éxito.
    

 

Es duro estar vivo, muy duro.
    

 

Pero hay una recompensa en el transcurrir de los días. En el respirar. Igual que nos dicen cosas que no nos gustan nos dicen otras que nos encantan. 
    

 

Igual que tenemos fracasos tenemos grandes triunfos. 
    

 

A veces hay reveses amorosos, por ejemplo, pero otras veces hay grandes fiestas…
    

 

Hay que ser valiente para vivir, hay que ser resistente. Si tenemos una vocación fuerte, muy fuerte, todo parece que nos resbala. Es la vocación una gran armadura: todo lo soporta. Vamos caminando por el mundo y aunque no somos inmunes a lo negativo, todo se va olvidando, va quedando en la popa, en la lejanía, hasta que se olvida por completo.
    

 

Y  mientras vamos dejando frutos de nuestro paso por la tierra. Los frutos de la vida. Igual que la vida es dura, nuestro trabajo también lo es, todavía más, mucho más. Y nuestro trabajo vence a la dureza de la vida.
     

 

Ya hemos tenido muchas recompensas, aunque no trabajemos por eso, no iniciamos el camino por eso… Pero vendrán más recompensas, como sin darnos cuenta.
    

 

No hay que derrumbarse ante lo malo, ante lo muy malo, ante lo pésimo. La enfermedad, el fracaso, la ruina.
    

 

Pero tampoco hay que ser soberbios ante lo bueno. Repito: hay que ser dignos.
    

 

A ganar se aprende perdiendo y ganando. También hay que aprender a perder, a aguantar la extrema dureza de la vida. Lo sabemos todos, a todos nos afecta, a ricos y pobres, a altos y bajos, a los más listos y a los no tan listos.
    

 

La vida es inmisericorde con todos.
    

 

Pero también es de una gran generosidad.
    

 

Unas noches trae pesadillas, otras sueños de colores. A veces no soñamos nada, y vivimos como sin darnos cuenta, pasando los días. Aunque es raro: porque siempre duele algo, siempre hay una preocupación, siempre va nuestro desvelo hacia algún trabajo, un familiar, algo.
    

 

Se me agotan las palabras para tratar este tema, y tampoco quiero cansar. Debemos ser fuertes, cargarnos de la energía de la felicidad cuando viene para soportar la tragedia.
    

 

Miremos los ojos de nuestros semejantes: la vida, aunque diferente en cada uno de nosotros, no lo es tanto en el fondo. Somos seres vivos, seres humanos, personas. Vivir es una heroicidad. Somos héroes, mereceríamos medallas en el otro mundo. Tal vez las tengamos.
    

 

Pero no las necesitamos. La propia vida es el premio. Todos lo sabemos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress