Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 29 agosto 2018

JAVIER GARAIZÁBAL Y SU FUERZA INTERIOR (Por Eduardo Martínez Rico)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Javier Garaizábal Fontenla es afable, cercano, pero en su rostro se percibe un gesto reconcentrado que delata, a mi modo de ver, su condición de pintor y escultor, de artista en general.

[Img #293980]
    

Un artista lo es por su actividad y por su forma de ver el mundo, de captarlo, de plasmarlo, de recrearlo o crearlo. Sí, de crearlo, por qué no, en obras, cuadros, esculturas, libros, poemas, películas…
    

 

Yo conocía a Javier a través de Facebook e Instagram, donde cuelga fotografías de sus cuadros. Me gustaban mucho. Él vive, desde mayo en Cabanas, al lado de Pontedeume, donde yo veraneo. Quise aprovechar uno de mis últimos días de vacaciones aquí para visitarlo, para hablar con él, para que me enseñara sus cuadros.
    

 

Es el primer pintor que conozco de cerca. Fue un encuentro muy interesante. Me habló de su forma de trabajar, del oficio de pintor, del negocio de los cuadros, de todo lo relacionado con su actividad. Fue una tarde maravillosa.
    

 

-Yo estoy siempre en mi estudio, investigando, leyendo… y si siento el impulso de pintar pinto.
    

 

El estudio de Javier Garaizábal es muy ordenado; todo está en su lugar. Yo hago muchas fotografías. Desgraciadamente en este artículo sólo podré publicar unas cuantas. Pero pienso que el lector se puede imaginar muy bien el resto.
    

 

-Pinto lo que me sale del cuerpo, lo que me apetece, y luego busco dónde colocarlo. A mí muchas veces me piden un determinado tipo de obra, porque se pone de moda, porque gusta… y yo les digo que no, que sólo pinto lo que me surge. 
    

 

Le pregunto cuántos años lleva pintando:
    

 

-Más de cincuenta. Desde siempre. Cuando era niño ya estaba con las acuarelas.
    

 

Hacemos muchas relaciones, y comparaciones, entre su oficio y el mío, el de escritor, y encontramos que tienen muchos puntos en contacto.
  

 

 -Yo creo –me dice- que aún más difícil que la pintura es la escritura, y todavía más difícil la música.
  

 

 Pinta mucho, en cantidad, y vende bien lo que pinta. 
  

 

 Me dice que realiza varios cuadros a la vez.
    

 

Hace fotos –tiene una cámara muy buena- y luego utiliza las fotos para pintar los cuadros. Se sirve del ordenador, y del zoom, para pintar.
    

 

-Antes hacía apuntes cuando viajaba, pero ahora, con las prisas con las que vamos todos en la vida moderna, hago fotos.
    

 

Todo lo que me va contando –y mis preguntas- va acompañado de un desfile, un recital, de cuadros… Me va enseñando un cuadro detrás de otro, todos interesantes, atractivos, por unas razones o por otras. Diferentes.
    

 

-Yo considero que lo que hago es figurativo realista.
    

 

Me habla de lo mucho que le gusta Antonio López, y me comenta un detalle de la película El sol del membrillo, sobre el pintor y su proceso creativo.
    

 

Se ve que está al día de lo que se hace, y que le gusta estudiar, investigar, reflexionar, sobre su oficio y pasión, vocación.
  

 

 -Acabo de leer un libro muy extenso sobre Leonardo Da Vinci; he estado varios meses con él.
    

 

Me dice que le gusta leer sobre todo ensayo, pero que también lee novela, pero principalmente para descansar del ensayo, para variar.
    

 

Sus clientes habituales suelen visitar su estudio y elegir los cuadros que más les gustan.
    

 

Le pregunto cuántos cuadros habrá pintado en su vida y me dice que no sabría decirme, que no lo sabe. Habrán sido cientos, pienso yo.
    

 

Me gustan sus cuadros. Una de las razones, una de las más poderosas por las que quise conocerlo y escribir este humilde artículo, es porque cuando vi sus cuadros me gustaron mucho. Javier hace escultura también –me enseñó algunas “Meninas” suyas, muy interesantes-, pero sobre todo hablamos de pintura en mi visita a su estudio, y me da la impresión de que sobre todo hace pintura.
    

 

Internet ha sido un cataclismo en muchos ámbitos –pienso en el periodismo, por ejemplo-, aunque también ha potenciado otros, o tal vez, con el tiempo, los potencie todos. Desde luego pienso que para la pintura, para los pintores como Javier, Internet está siendo bueno. 
    

 

-Sí, yo creo que Facebook e Instagram –me dice- me ayudan.
    

 

Le ponen en contacto con mucha gente que gracias a ellos conoce su obra, y que de otra manera tardaría mucho en conocerla, o sería muy difícil que lo hiciera.
    

 

Javier se lamenta de que los colores de sus cuadros no aparecen igual en Internet a como él los pintó. Incluso me enseña su cámara y me dice que no aparecen igual.
    

 

Supongo que eso también es bueno: que el arte va más allá de las pantallas y que tiene que haber diferencias entre el cuadro real y la representación del cuadro en el ordenador y en las pantallas.
    

 

Imagino el trabajo de Javier Garaizábal como algo constante, entregado, esforzado, pero muy gratificante.
    

 

Le pregunto si alguna vez le gusta tanto un cuadro suyo que prefiere no venderlo.
    

 

-Procuro que eso no me ocurra.
    

 

Cuadros sobre el río Eume, tan cerca de nosotros, bodegones, “transeúntes”, limones –que le gustan mucho a Javier-, niños, una maceta, un pequeño barco… son algunos de los motivos que recuerdo ahora de sus cuadros, llenos de color, de arte, a veces de “paciencia”, de trabajo y de oficio.
  

 

 -¿Crees en la inspiración?
  

 

 -Claro que creo.
  

 

 -¿Y qué sería la inspiración?
    

 

-Es una fuerza interior.
    

 

Y ahora que recuerdo nuestro encuentro me quedo con este detalle de Javier Garaizábal, la inspiración como una fuerza interior.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress