Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 2 septiembre 2018

LAS HIENAS (Por Fermín Gassol)

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Nada hay más grande que la libertad. Nada mejor para el buen funcionamiento de una sociedad que el cumplimiento de aquello que la mayoría desea. Nada es más tranquilizador que la igualdad de todos ante la ley. Nada hay más idóneo para la convivencia que el verdadero respeto a las ideas de los demás. Nada hay que estabilice más a un país que vivir en democracia.

 

 La democracia como reparto de responsabilidades, delegación y trasparencia en la gestión; como concienciación activa de todos los ciudadanos en el  funcionamiento  de las distintas instituciones para mejorarlas a través de los órdenes jurídico y económico, evolucionando y fortaleciendo con ello unas relaciones más justas y  éticas.

 

Sin embargo la democracia no es solamente una bonita palabra, una justo estadio colectivo, un hermoso y obligado concepto. La democracia es todo lo anterior naturalmente. Pero en una sociedad desarrollada como la nuestra los políticos han de ser ante todo decentes para ser creíbles que nadie sigue confiando en lo que ya no cree aunque por razones de estética política calle y se aleje silencioso.  

 

Los enemigos de la democracia, sabíamos dónde estaban, los que no creían en ella también, ambos estaban localizados y sin disimulo actuaban de distintas formas y muchas veces con graves y mortales consecuencias. Actuaban sobre ella desde fuera y la democracia se defendía con sus civilizadas formas y argumentos.

 

Sin embargo de un tiempo a esta parte los ataques al sistema vienen siendo y siguen siendo desde dentro; ataques de aquellos que estando a nuestro lado hace veinte años, hoy reniegan de los distintos y nobles colores y causas que un día pregonaron con vehemencia abusando del cargo y de la Constitución, profanando  la confianza de los ciudadanos para apuñalar a traición y por la espalda cuan hienas, a esta hermosa democracia, para comercio de sus jugosos negocios políticos y económicos.  

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress