Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 12 septiembre 2018

LA DECIDIDA APUESTA POR LA UNIDAD DE LA UNIÓN EUROPEA (Por Mario Villamor Nodal y María Mediavilla Carranza)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | El Dia 0 Comentarios

Hoy ha tenido lugar el Discurso sobre el estado de la Unión Europea. Se trata de un evento anual en el que se hace un balance y se habla de las prioridades legislativas.

[Img #295875]

 

 

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha señalado ciertos aspectos positivos y negativos de la situación actual de la Unión.

 

Juncker ha puesto de manifiesto su apuesta por el enfoque multilateralista y ha reiterado la necesidad de reforzar la imagen y acción exterior de la Unión Europea. Necesitamos una Unión Europea unida y autónoma y, para ello, se requiere fortalecer la Unión Europea de la Defensa. Durante el discurso, ha mencionado la protección de los ciudadanos frente a las amenazas internas y externas y ha hecho especial hincapié en las de carácter terrorista. El objetivo se fija ahora en tener la capacidad de eliminar contenidos terroristas de la web en una hora.

 

Es necesario reforzar la figura de la Unión Europea en la escena internacional. La Unión ha de ser capaz de desempeñar un papel de liderazgo en temas como la migración. Es innegable que la migración es uno de los temas actuales más polémicos e importantes para la Unión y las decisiones que se tomen al respecto pueden influir mucho en el futuro del proyecto de integración europeo. Juncker ha mencionado que en la actualidad la solidaridad no es suficiente y es necesario tomar medidas. Además, ha hecho referencia, de manera específica, al tema de las fronteras: por un lado, las fronteras internas deben desaparecer; por otro, las fronteras externas deben fortalecerse. También, la Agencia Europea de Asilo tiene que seguir desarrollándose y se deben acelerar las devoluciones de los inmigrantes irregulares.

 

La participación ciudadana es muy importante para la Unión Europea y, por ello, Juncker ha pensado que el cambio de hora debe concluir, tras la consulta pública ciudadana realizada el pasado mes de agosto. También se ha referido a garantizar que las próximas elecciones al Parlamento Europeo sean justas. Es necesario evitar posibles manipulaciones por parte de terceros países.

 

Como era de esperar, el brexit ha ocupado parte del discurso. Juncker ha dejado claro los tres principios que deben regir las negociaciones del brexit. En primer lugar, la Unión respeta la decisión de Reino Unido de abandonar el proyecto de integración europeo. Sin embargo, el Reino Unido no podrá retener los privilegios derivados de ser un Estado miembro, dando a entender que no podrá beneficiarse de aquello que le interesa del mercado único. En segundo lugar, deja claro que la Unión Europea siempre debe mantener lealtad y solidaridad con Irlanda respecto a su frontera. Por último, se clarifica que Reino Unido nunca será un simple Estado tercero para la Unión.

 

El papel internacional del euro es otro aspecto que ha destacado. Juncker ha hecho un balance general positivo, pues, actualmente, es la segunda moneda más utilizada en el mundo. No obstante, cree que hay que reforzarlo más. Así, ha hecho una crítica al uso del dólar en la mayoría de la compra de energías, pues únicamente el 2% de ellas provienen de Estados Unidos.

 

Estos son solo algunos de los aspectos destacables del Discurso sobre el estado de la Unión de este 2018. Hay otros temas que se han mencionado como las diferencias que existen entre los diferentes Estados y las divisiones internas que esto crea, la reducción de las bolsas de plásticos, la necesidad de libertad de prensa, el respeto del Estado de derecho, el cumplimiento de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Mercado Único Digital, las relaciones de la Unión Europea con el continente africano o la especial importancia de la próxima cumbre de mayo en Sibiu para las perspectivas de futuro.

 

Desde el centro Europe Direct Ciudad Real aplaudimos el mensaje de cohesión que Juncker ha querido transmitir a la ciudadanía europea, la continuidad en la lucha contra el cambio climático, la importancia de las elecciones que se avecinan, el desarrollo de la política exterior de la Unión Europea que la consolide, cada vez más, como un actor global y la reivindicación de la consecución de los objetivos comerciales, económicos y sociales que hacen de construir la Europa del futuro.

 

A pesar de ello, nos ha resultado llamativo que en todo el discurso del presidente de la Comisión no se haya hecho alusión a la importancia de la educación como motor de la sociedad y como uno de los principales ejes del movimiento y la política europea. Sí se ha referido a la Unión Europea como una «garantía de paz en un continente de paz», pero olvidando el esencial papel que desempeña la formación en este proceso. La mención hecha al papel de las empresas emergente y de los/as investigadores podría haber sido acompañada de una referencia a la educación.

 

Juncker se ha referido solo dos veces al programa Erasmus+, una de las propuestas estrella y con mejor acogida de la Unión Europea. Una de ellas para remarcar la importancia del mismo en África, del cual sí se ha preocupado en mencionar que la UE es el principal socio comercial y con el que se ha de potenciar el partenariado. «África no necesita caridad», como ha subrayado acertadamente Juncker. La otra alusión se refiere a lograr el máximo consenso entre los socios europeos, entre otros aspectos en el presupuesto, para poder aprovechar plenamente las oportunidades que este ofrece a los/as jóvenes europeos/as.

 

El desempleo juvenil ha sido también comentado brevemente mediante una cifra estadística que acredita el buen hacer de Europa en la reducción del mismo desde el año 2000, pero que no aporta mucho más allá de este dato ni futuras intenciones o medidas que permitan atajar esta alta cifra en el conjunto de Estados miembros de la Unión Europea. La inestabilidad y la precariedad de estos trabajos no ha sido cuestionada por el Presidente, ni tampoco la previsión de una mayor inversión del Fondo Social Europeo para el próximo Marco Financiero Plurianual.

 

Consideramos muy acertada la referencia al papel global que ha de ir tomando la Unión Europea en una medida cada vez mayor, reivindicando su fuerza y poder en las distintas instancias internacionales. En especial, se hace especial hincapié en la condena a las violaciones de derechos humanos perpetradas por otros países miembros de dichas instancias y que se ven, a menudo, protegidos por su fuerza como potencia económica.

 

Por su parte, las elecciones europeas del próximo año sí han centrado gran parte del discurso del Presidente, de las cuales se espera que sean un «emblema de la democracia europea». Juncker ha remarcado la importancia de una Europa unida, donde se garanticen unas elecciones libres y justas, sin interferencias de intereses privados o de terceros. Parece que las acusaciones de manipulaciones electorales sucedidas en Estados Unidos preocupan y mucho a la Comisión, que pretende evitar la desafección de parte de la ciudadanía europea hacia un sistema electoral que muchos/as aún desconocen, así como salvaguardar la unidad y fortaleza del proyecto europeo, frente a aquellas voces que apuestan por su resquebrajamiento. La abolición del cambio de hora parece que será un proyecto estrella que, previsiblemente, será aprovechado para incentivar el voto en estas elecciones. Aún lo desconocemos.

 

Tajani, presidente del Parlamento Europeo, ha reclamado, como «corazón de la democracia europea» el poder de la iniciativa legislativa para el mismo, que actualmente ostenta la Comisión. Estamos de acuerdo.


Lo que sí que Juncker no ha querido obviar es el creciente auge de los nacionalismos en Europa y ha lanzado una dura crítica a los mismos. No ha dudado en tildarlos como «malsanos», «venenosos» y llenos de «engaño», subrayando que «el patriotismo es una virtud» y «amar a tu nación es amar a Europa». Se espera que estos movimientos tomen nota de la posición de Europa respecto al secesionismo y la incuestionable unidad europea.

 

El presente artículo manifiesta de manera exclusiva opiniones personales y no representa de manera alguna responsabilidad para el centro Europe Direct Ciudad Real.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress