Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 septiembre 2018

GRUPO AREÓPAGO (GRUPO AREÓPAGO)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | ELDIAdigital 0 Comentarios

De nuevo vuelve a ser noticia la película “Campeones”, dirigida por Javier Fresser, por ser la candidata española a los premios Oscar.

 

 

Una emotiva película sobre un equipo de baloncesto formado por personas con discapacidad intelectual. La convivencia con los miembros de un equipo tan especial y las dificultades que se presentan zarandean completamente el planteamiento de vida del entrenador. Como todo reto al principio parece imposible. De manera divertida y ágil, el director presenta a un hombre que descubre el verdadero valor de la vida a través de personas con discapacidad intelectual. Personas con gran corazón.

 

Este equipo tan especial al que entrena Marco le va demostrando poco a poco que la vida no sólo la componen personas con éxito sino que todas las personas- independientemente de su nivel intelectual- son importantes en la sociedad. Demuestran que los prejuicios que todos tenemos cambian al convivir con personas con síndrome de down, respetando si cabe más la dignidad y las cualidades de estas personas tan extraordinarias; personas que nos enseñan el valor de la superación y del amor entre los demás.

 

Urge porque es necesario acoger a todas las personas con discapacidad intelectual. La película nos ha hecho volver a darnos cuenta y ha alzado la voz ante una realidad que se nos olvida: la exclusión social de las personas con discapacidad intelectual. Sí es verdad, que hemos cambiado, es palpable hoy en día la lucha de familias con miembros con limitaciones psíquicas que pelean cada día por integrar a sus hijos en la vida social y laboral, con una educación que les permita ser autosuficientes. 

 

Familias, que son héroes, que defienden que sus hijos tienen los mismos derechos y deberes que el resto de personas, sin distinciones porque todos somos hijos de Dios, creados por él, y merecen el mismo respeto independientemente de sus condiciones. No debe haber diferencias ni rechazos hacia personas tan extraordinarias que nos enseñan tanto cada día. La vida debe ser igual para todos. Cabe preguntarse cada vez que excluimos a una persona con discapacidad, ¿no somos nosotros los discapacitados?

 

Que todos logremos ser Campeones de la integración social de los discapacitados. Es necesario dar un paso más, y optar por los que tienen más dificultades.  Qué en este caso los hechos sí superen a la ficción. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress