Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 septiembre 2018

Tres formas de ocio en Castilla-La Mancha que levantan pasiones

Marcar como favorita Enviar por email
REGIÓN 0 Comentarios

La comunidad de Castilla-La Mancha está consolidando su papel protagonista dentro el panorama turístico. Sus paisajes, su riqueza arquitectónica y cultural y su gastronomía atrapan al visitante, unidos a una oferta de ocio cada vez más completa. Pero, ¿cómo se entretiene la población local?, ¿comparten las mismas formas diversión que los foráneos o tienen sus propios elementos de distracción?

Os vamos a presentar tres formas de ocio en Castilla-La Mancha que están levantando pasiones. Son tres actividades muy distintas, que van desde las clásicas excursiones hasta los juegos más de moda y las competiciones en internet.

 

Escape Rooms, la Ruta Manchega

Una de las actividades de moda entre los jóvenes de Castilla la Mancha son los denominados escape rooms o juegos de escape. Se trata de una formula imaginativa que está ayudando a fomentar el turismo activo en la comunidad y además empieza a llamar la atención del público visitante.

 

El escape room es un juego de aventura que consiste en encerrar a un grupo de personas en una habitación durante un determinado tiempo. Los participantes habrán de resolver enigmas y rompecabezas siguiendo un hilo conductor hasta conseguir escapar. Cada escape room puede estar ambientada en escenarios distintos, como una nave espacial, una casa encantada, el escondrijo de un asesino, etc.

 

En Castilla La Mancha se ha puesto en marcha hace poco La Llave Maestra-Ruta Manchega, formada por 13 salas de escape room en las ciudades de Albacete, Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Cuenca, Navahermosa, Talavera de la Reina, Toledo y Valdepeñas. Los participantes reciben un pasaporte que deben ir sellando cada vez que participen en un juego. Para completar la ruta es necesario visitar todas las salas adscritas y participar por lo menos en un juego en cada una de ellas.

 

El plazo para completar el reto es de 12 meses. Los participantes que consigan finalizar la ruta podrán optar a diversos regalos, pero hay uno que destaca por encima de todos: entrar en el club de los mejores escapistas de Castilla-La Mancha.

 

Los organizares están convenidos del papel dinamizador de su iniciativa. Creen que puede convertirse en una nueva forma de ocio para las familias y grupos de amigos, y que servirá además para incentivar una nueva forma turismo en la comunidad.

 

El concepto de escape room nació en Japón y se ha convertido en una fórmula de ocio creciente en Asia, América y Europa. En el año 2017 ya había más 8.000 salas en todo el mundo dedicadas a esta actividad. En España, el mayor número de salas se concentra en Barcelona. La capital catalana vive con intensidad este juego y  se ha convertido en destino de escapers o escapistas llegados de toda Europa.

                                                         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juegos online

Otra forma de ocio que está ganando adeptos en Castilla-La Mancha son los juegos por internet. Darse de alta en un casino en español online permite acceder a juegos muy diversos, que van desde el póker o la clásica ruleta, hasta las máquinas tragaperras o las apuestas. Son precisamente las apuestas deportivas en vivo las que mayor interés despiertan.

 

Pero también hay una enorme afición por los juegos deportivos, los denominados eSports, entre los que ocupan un lugar destacado los tradicionales FIFA. Dentro de esta categoría se incluyen también los juegos de estrategia, los bélicos y los de tipo fantástico. Todos sirven para descargar adrenalina y fomentan la competitividad. Los campeonatos de eSports se retransmiten a todos los rincones del planeta y tienen unas audiencias millonarias.

 

Turismo interior

La comunidad de Castilla-La Mancha está repleta de pueblos y paisajes de postal, muchas veces desconocidos entre los propios habitantes. Algunos de ellos han sido incluidos entre los pueblos más bonitos de España y vale la pena repasarlos. Son poblaciones que atraen cada año a miles de visitantes, pero también se han convertido en destino de excursionistas de la propia comunidad. El turismo local interesa cada vez más.
 

  • Belmonte (Cuenca): destaca por su impresionante castillo del siglo XV, la muralla con sus grandes puertas y la Colegiata de San Bartolomé. La ciudad acoge torneos de lucha medieval que atraen a centenares de visitantes.
  • Alcalá de Júcar (Albacete): este pintoresco pueblo de la provincia de la Manchuela tiene la categoría de conjunto histórico-artístico desde el año 1982. Destacan sus casas excavadas en la montaña y sus estrechas calles empinadas que ascienden hasta el castillo. Desde allí se domina la hoz del Júcar.
  • Hita (Guadalajara): su casco histórico medieval también le ha valido la declaración de conjunto histórico. Quedan en pie medio km de muralla y también se conserva la puerta de Santa María, de estilo gótico. En la parte alta hay los restos de un castillo erigido en la época de dominio musulmán.

 

  • Valverde de los Arroyos (Guadalajara): forma parte de la denominada ruta de los pueblos Negros de Guadalajara y es una de las mejores muestras de la arquitectura tradicional de la zona. La iglesia, con madera y pizarra, es una de sus edificaciones más pintorescas. Cerca de Valverde se encuentra la cascada de Despeñalagua, con 120 metros de altura.
  • Almagro (Ciudad Real): los soportales de la plaza Mayor de Almagro son el elemento más fotografiado de este municipio de Ciudad Real. El núcleo antiguo también fue declarado conjunto histórico-artístico. Vale la pena visitar el Corral de las Comedias, el teatro de principios del S. XVII donde se celebra el Festival de Almagro.
  • Villanueva de los Infantes (Ciudad Real): la plaza Mayor de esa población, con sus edificios civiles y religiosos, constituyen la muestra más representativa del Barroco y el Renacimiento en la comunidad manchega.
  • Consuegra (Toledo): este pequeño pueblo toledano, integrado dentro de la ruta del Quijote, rivaliza con Campo de Criptana en cuanto a molinos de viento. Son trece en total, la mayoría en buen estado de conservación. Alguno posee incluso su maquinaria original del siglo XV.
  •  

El listado de pueblos atractivos en Castilla-La Mancha no acaba aquí ni mucho menos. Ayna, Pastrana, Campo de Criptana, Alarcón, Mota del Cuervo, Uclés… y podríamos añadir muchos más. La región tiene mucho que ofrecer; a pie, en bici o en coche, cualquier medio es bueno para recorrer estas tierras y entrar en contacto directo con su patrimonio histórico y artístico.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress