Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cartas de los lectores

enviado por Victor Hergueta
25 de agosto de 2014
Sr. Director...
Mi escrito es para exponer al Presidente del Colegio Oficial de Trabajo Social, D. Javier Sánchez Morcillo lo siguiente:
Me parece una incoherencia el que se haya dotado de más poder de actuación y decisión a Trabajadores Sociales. Esto estaría bien si estas Instituciones fueran honestas y no se vendieran al mejor postor o que haya personas que por el poder que se les otorga se creen que porque hayan estudiado tienen siempre la razón y no aceptan ninguna equivocación, provocando situaciones que se pudieran corregir de otra forma y no despojando a las familias de sus hijos, máxime cuando los planteamientos que alegan son sospechas o indicios y en bastantes casos no son reales, por lo que aunque tengan como dicen una pauta de comportamiento en equipo, todos sabemos que como una de las personas piense que ha visto alguna cosa que puede tener sospechas, aunque sean infundadas, las demás personas del equipo ya lo dan por válido. Al igual que si lo ponen en los archivos y pasen al ordenador, todas las personas que lo revisen posteriormente ya lo ven con esas perspectivas.

Se da el caso en la Seguridad Social como algún médico apunte en el ordenador que tienes una enfermedad aunque no esté verificado ya tienes el San Benito y lo tienes para siempre si no tienes la suerte de que en algún momento otro médico le de por comprobarlo y vea que no es así.

Es igual que si en la vida cotidiana te hablan mal de una persona que no conoces, al conocerla, inconscientemente si no la tratas posteriormente y compruebas que no es así, en nuestra mente estará que no es buena persona y estarás al acecho por si es así en cualquier situación que tengas que tener relación con ella. Todo lo contrario pasa si te hablan bien, que la aceptarás e incluso le darás tu confianza aunque posteriormente te lleves una gran decepción.

Esto es lo que sucede con los Trabajadores Sociales que como uno te ponga el San Benito todos los demás lo corroboran, bien por compañerismo o por no poner en entredicho lo que comenta su colega.

Lo que ocurre que cuando los pobres caen en las manos de algunos Trabajadores Sociales y Sicólogos amparados en sus estudios, creyéndose superiores por el hecho de haber estudiado genéricamente sus actuaciones y no pensar que cada caso es un mundo nuevo y puede tener diferentes matices y puede ser que hasta estén equivocados los planteamientos que estén enjuiciando y que por supuesto nunca admitirían y como ya tienen su puesto de trabajo que en algunos casos hasta lo hayan conseguido por el amiguismo y tienen que demostrar a pesar de su incapacidad para desempeñar este trabajo que pueden mantenerse en él y no les queda otra que mentir e inventarse supuestos para conseguir sus objetivos y si saben que estos pobres no van a tener en sus manos la posibilidad de defenderse se juntan como alimañas a recibir a su presa, creyendo siempre que no se van oponer a sus razonamientos y la mayoría de las veces tienen razón, pues una vez han destrozado a la familia arrebatado a sus hijos y con supuestos y acusaciones de indicios o falsos testimonios que no demuestran nunca, ni denuncian en los juzgados por si les sale mal, pero que dan por hecho en sus escritos que han podido suceder no habiendo nada que lo justifique, efectivamente no puede haber defensa, pues es tal el poder que tienen y la unión que se preparan entre ellos para justificar su actuación que es casi del todo imposible que los menores puedan volver con sus padres y si es así sucede después de varios años de lucha y siempre que haya alguien que les apoye.

Y no digamos si existe la posibilidad de que alguna persona adinerada o de cierta categoría quiera adoptar a niños (máxime sabiendo que en la actualidad están vetadas la mayoría de las adopciones de otros países) entonces si ya han echado el ojo a alguna familia con dificultades, lo tiene verdaderamente mal poder rehacer su vida y conservar a sus hijos.

Por eso creo que dotar de tanto poder a estas instituciones y darle tanta veracidad a sus comentarios sin probarse es una monstruosidad que no debería estar sucediendo.


LA ULTIMA REFLEXION: QUE ESTOS TRABAJADORES SOCIALES Y SICOLOGOS PIENSEN ¿QUE HARÍAN ELLOS EN ESTAS SITUACIONES SI SE VIERAN PRIVADOS DE EMPLEO Y MEDIOS DE VIDA Y ADEMAS LES ARREBATARAN A SUS HIJOS?

Probablemente pensarían que a ellos nunca les podría ocurrir, que esto solo les ocurre a ciertas personas marginadas que no han sabido plantear su vida y esta opinión sería aún más remarcada si no tienen hijos.

Gracias por si tienen a bien escuchar mi queja.

Saludos cordiales de
Víctor (un padre que le han arrebatado a sus 2 hijos de 6 y 3 años, Iván y Nerea, inventando una serie de acusaciones inciertas y supuestos que no han sido probados y que no han tenido ni tan siquiera la valentía de hacerlos valer en los juzgados para poder demostrar su inocencia)
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress