Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cartas de los lectores

enviado por EL ZORBA
17 de junio de 2018
Los “Egos”, virus maliciosos de ciertos políticos
San Rafael Arnaiz Barón, joven trapense, místico del siglo XX, antes de ingresar por última vez en su Trapa querida de Dueñas (Palencia), comentó a su hermano Leopoldo: “para el coche y fumemos el último cigarrillo antes de entrar en la antesala del infierno”.
En su proceso de beatificación y canonización se tuvo que explicar el significado de éste, muy serio y profundo, comentario sobre la estricta vida monacal del Cister.
El sentido de esas palabras era, simplemente, el reconocimiento de los “egos” personales incluso bajo unos hábitos religiosos encubridores de las “débiles realidades humanas”.
En nuestra sociedad existen, igualmente, los “egos” personales encubiertos con ciertas estructuras protocolarias. Tomado el cargo, comienza la convivencia palaciega interesada..., las zancadillas “cortesanas” para adelantar al otro... “la palabra” inoportuna y a destiempo para ir cogiendo “sitio”... las incoherencias ministeriales por culpa de los “egos futuribles”...
La seriedad del protocolo Real, pasa a ser “inseguridad, desconocimiento y donde dije digo, digo Diego”.
Los “Hombres de Estado” no juegan a “futuros”, ni sueñan en “egos personales”... Los “Hombres de Estado” piensa, razonan y deciden con la mente, la inteligencia y voluntad del pueblo.
¡Cuántos de nuestros políticos deberían acudir a cursos de “Estado”!
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress