Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cartas de los lectores

enviado por Sergi98
20 de julio de 2016
TODO MI APOYO A SARA Y A SUS PADRES
Tras leer la carta de Victoria Eugenia, la mamá de Sara; me he quedado de piedra al ver lo que les ha ocurrido (el centro escolar de Sara, no la aceptaba por tener autismo, obligándola a abandonar sus estudios durante poco tiempo para acudir a una escuela especializada) . Esto me demuestra la estupidez e indiscreción de muchos centros escolares y docentes, a los que se les tendría que caer la cara de vergüenza por hacer lo que han hecho con Sara. Esta situación me enerva, ya que muchos de ellos inculcan valores éticos a sus alumnos; y los primeros que tienen que aprenderlos son ellos.
Leyendo esta carta, lo primero que se me ha venido a la cabeza ha sido mi primo pequeño, el cual sufre autismo. Tristemente, no puedo estar a su lado apoyándole y ayudándole (algo que me gustaría) ya que una gran distancia nos separa a los dos (él vive en el extranjero). Él al igual que Sara, gracias a Dios, está muy bien atendido y rodeado del cariño y apoyo de su familia, aunque el también tristemente ha sufrido rechazo por parte de los niños de su edad.
La segunda cosa que se me ha venido a la cabeza han sido los dolorosos recuerdos de cuando sufrí bullying durante tantos años (durante casi once años), y la dura sensación de rechazo que sufrí por parte de mis compañeros. Si, yo no sufro autismo y también he sufrido rechazo, ¿y saben por qué?... por no dejarme arrastrar por lo que hacían mis compañeros, y por ser yo mismo; siempre he sido el típico niño que no encajaba con sus compañeros de clase y niños de su edad porque era diferente.
Algo que me enfurece, y que quiero denunciar para que todos lo sepan; es que cuando sufrí ya no solo rechazo, (no puedo obligar a nadie a ser mi amigo) sino bullying, muchos de los docentes que estaban delante cuando mis compañeros se estaban metiendo conmigo; no fueron capaces de mover un dedo para apercibirles y parar el conflicto. Indignantemente, cuando me defendía, me castigaban a mí solo, u a ambos. Esto es para que vean la pasividad de muchos profesores ante situaciones como esta.
Una vez expuesto esto, me gustaría mostrar todo mi apoyo a Sara y a sus padres y a todas esas personas que están sufriendo bullying me gustaría decirlas que no se callen por ninguna circunstancia, y que cuenten a sus padres y amigos lo que les ocurre, para que ellos puedan solucionar el problema; o las cosas podrían empeorar (lo digo por experiencia).
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress